Bloomberg

Lina Guevara Benavides - lguevara@larepublica.com.co Sábado, 6 de mayo de 2017

El registro de la marca, que pretendía identificar productos alimenticios a base de harina, bajo la clase 30 de la Clasificación Internacional de Niza, fue negado por la Superindustria en primera instancia. 

En esa ocasión el organismo argumentó que no pueden ser registrados signos que “sean idénticos o se asemejen, a una marca anteriormente solicitada”, o que “puedan causar un riesgo de confusión o de asociación”, de acuerdo con la normativa de la CAN. Ante la negativa de la SIC en vista de la existencia del signo Zombi, la empresa interpuso un recurso de apelación para poner a consideración la decisión en una segunda instancia.

La defensa de Bimbo argumentó que si bien las expresiones Zombi y Zombie eran similares, la marca que la compañía había solicitado, contaba con el vocablo ‘Takis’, un signo que ya había sido registrado por esta empresa, lo que le daba la particularidad para identificar con claridad el origen empresarial de la marca.

A pesar de haber alegado con ese y otros argumentos, para la SIC estos no fueron suficientes y concluyó que la causa de irregistrabilidad del signo era confundibilidad. El organismo explicó que la norma dice que “no podrán registrarse como marcas aquellos signos cuyo uso en el comercio afectara indebidamente un derecho de tercero”.

La Delegatura argumentó que los signos analizados eran similarmente confundibles y explicó que, aunque la marca solicitada por Bimbo agregaba la expresión Takis y la letra ‘e’ al final, estos dos elementos no eran suficientes para evitar el riesgo de confusión.

A esto se sumó que los signos presentaban una conexión competitiva directa, puesto que pretendían identificar productos que pertenecen a una misma clase. “Por lo anterior, los consumidores al encontrar los signos en el mercado difícilmente podrían identificar los productos de su preferencia”.

El fallo de la SIC, en segunda instancia, concluyó que los signos eran, evidentemente, susceptibles de confusión al presentar también similitudes tanto ortográficas como conceptuales y fonéticas, y confirmó la negación del registro.