Colprensa Lunes, 2 de marzo de 2015

Dentro de  las  irregularidades, se encontró  la  renovación de  tres contratos  de orden de prestación de servicios, en los tres años en que Morelli estuvo al frente de la entidad, su objetivo era pactar los servicios de dos conductores y una secretaria, para su total disposición.

Los implicados deben responder por los contratos, pues los secretarios eran los encargados de realizar los estudios previos para las contrataciones y los gerentes firmaban. Se trata de Manuel Antonio Díaz Jimeno, secretario Privado de la Contraloría General de la República para 2011 y Raimundo José Vélez Cabrales, entonces Gerente de Gestión Administrativa y Financiera de la Contraloría.

También están Sara Moreno, quien reemplazó a Díaz como  Secretaria Privada de la Contraloría General en 2012; Carlos Eduardo Umaña Lizarazo, quien reemplazó a Vélez como Gerente de Gestión Administrativa y Financiera en 2012.

Actualmente, la excontralora afronta un proceso por el contrato  de arrendamiento  firmado  por entidad de control fiscal, y  que  en su momento de auge  generó polémica por su salida del país y exiliarse en Italia, argumentando que no tenía las  garantías necesarias para volver.

La Fiscalía también solicitó  audiencia de imputación de cargos para Daniel Moreno Guavita, Secretario Privado en 2013; Luz Marina Arbeláez Gálvez, Gerente de Gestión Administrativa y Financiera en 2013 y 2014.

La imputación de cargos, programada para el 13 de abril, está relacionada con presuntas irregularidades ocurridas en la Contraloría en 2011, 2012, 2013 y 2014, cuando se habrían contratado  personas  y  apropiado  de dinero público a favor de terceros.

De esta forma, los delitos que se imputarían son contrato sin cumplimiento de  requisitos  legales y peculado a favor de terceros en concurso homogéneo y sucesivo, así el ente acusador considera que tiene las pruebas suficientes para llevar a juicio a las seis personas.