Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa Jueves, 18 de septiembre de 2014

En la exposición de Cepeda se argumentó con pruebas documentales las denuncias. El senador del Polo Democrático habló de las licencias expedidas cuando el exmandatario era director de las Aeronáutica Civil, sus acciones como alcalde de Medellín, gobernador de Antioquia y presidente. 

El congresista dijo que estas pruebas serán llevadas a la justicia. 

URIBE Y LA AERONÁUTICA CIVIL 

Cuándo el expresidente Álvaro Uribe dirigió la Aeronáutica Civil (1980 – 1982), tenía entre sus funciones otorgar licencias relacionadas al narcotráfico según el senador Cepeda quien denunció que Álvaro Uribe les concedió licencias a miembros y socios de los presuntos clanes narcotraficantes del país. 

En un momento le concedió licencia a Alberto Uribe Sierra, su padre sobre un helicóptero que tiempo después apareció en tranquilandia. También se pronunció sobre las licencias a pilotos de narcotraficantes y fue socio de la empresa del banquero del Cartel de Medellín condenado por el asesinato de Guillermo Cano. 

CERCANÍA CON SALVATORE MANCUSO 

Cepeda dio a conocer que ante un juez de Justicia y Paz, el exjefe de la Autodefensas Unidas de Colombia Salvatore Mancuso afirma que se reunió, al menos dos veces, con Álvaro Uribe. La primera se habría dado en torno a una carrera de caballos a principios de los años 90 en Montería, y la segunda, siendo Uribe gobernador de Antioquia, se habría efectuado en la hacienda El Ubérrimo. 

Frente a la segunda reunión afirma Mancuso que Uribe lo felicitó por su desempeño en las acciones por la seguridad en Córdoba. 

“Me llevó el coronel comandante de la Policía de Córdoba Raúl Suárez. Yo fui hasta El Ubérrimo. ! Y me presentó. Le dijo, este es Salvatore Mancuso, este es el muchacho que nos ayuda con el tema de seguridad en el departamento de Córdoba, en el tema de lucha contra la guerrilla! El gobernador para esa época me saludó, me dijo: “hola Salvatore cómo estás, ya nos conocíamos. Me alegro que estés cumpliendo con esas funciones. Cuidando, apoyando…”, dijo Mancuso en su declaración. 

También expuso que Mancuso informó que organizó una manifestación política a favor de Uribe, a través de Miguel De La Espriella y Eleonora Pineda en Tierralta, y que en dicho evento se había convenido un encuentro entre él y Álvaro Uribe Vélez, pero no se dio porque el candidato dijo que “si se reunían no iba a ser presidente”. 

LAS CONVIVIR 

El senador de Polo señaló que Uribe entregó personería jurídica a pesar de que integrantes de las juntas directivas de las convivir eran jefes de los grupos paramilitares. 

También recordó la justificación del exmandatario frente a esta acción “no se trata de grupos de bandoleros armados son grupos de gente de bien. Qué mal le hace a cualquier región que la ciudadanía se una, que compre unos radiecitos, que se comuniquen entre ellos con el ejército y la policía, que denuncien con responsabilidad cualquier anomalía”. 

CAMPAÑA POLÍTICA 

“Fabio Ochoa y un grupo de notables de la sociedad antioqueña estaban promoviendo la candidatura del gobernador a la Presidencia”, añadió Cepeda y señaló que hubo acciones que vinculan su campaña a la presidencia a paramilitares entre estas la celebración de la cumbre de las autodefensas en 2001, y otras cumbres regionales en sus zonas de influencia; financiación de la campaña; realización de reuniones públicas en las que jefes paramilitares 
promovieron la campaña; la coerción a otros candidatos para imposibilitar sus campañas: caso Juan Camilo Restrepo; distribución de publicidad y movilización del electorado: las camisetas en Tierralta las repartía ‘El Negro’ Ricardo conocido por sus acciones paramilitares.