Juliana Ramírez Prado - jramirez@larepublica.com.co Miércoles, 8 de julio de 2015

Luis Eduardo Celis, asesor de la Fundación  Paz y Reconciliación, expresó que el cese unilateral es una  buena noticia pues está en la línea de lo que la sociedad ha pedido desde hace rato y constituye un esfuerzo de desescalamiento del conflicto. “Este es el décimo gesto unilateral de las Farc, que muestra el compromiso que tienen con la mesa de negociación”, puntualizó Celis.

Aunque las detenciones en Bogotá han sido catalogadas como ‘falsos positivos’ por algunos acusados y se ha reiterado que debe de respetarse el debido proceso y las garantías, lo cierto es que le resta participación delictiva a las Farc.

Los delegados de las partes tienen claro que por el recrudecimiento de la violencia el proceso ha perdido respaldo de los colombianos y desdibuja la esperanza del fin del conflicto. Precisamente la desfavorabilidad de las Farc llegó a 93% en la última encuesta de Gallup Poll y luego de que el proceso de paz tenía un apoyo de 70% en junio de 2014, en el mismo periodo de este año bajó a 46%.

El presidente de la República, Juan Manuel Santos, afirmó que valora el anuncio del cese al fuego unilateral decretado por las Farc, pero indicó que no lo considera una medida suficiente”. El mandatario agregó que para poner en marcha el cese al fuego bilateral se necesita acelerar las negociaciones sobre los otros temas, especialmente el  de la justicia.

El analista político, Alfredo Rangel, quien es incrédulo, dijo que los anuncios son un engaño pues no cumplieron con el cese anterior por lo que seguirán delinquiendo con narcotráfico, amenazando a la población, sembrando minas, reclutando menores y acumulando explosivos y armas para iniciar durante la tregua una nueva ofensiva terrorista.

Lo mismo consideró el Procurador Geneneral de la Nación, Alejandro Ordóñez y afirmó que “un cese bilateral no puede darse antes de la firma del acuerdo. Ello solo fortalecería a las Farc, debilitaría aún más a la institucionalidad y dejaría a la sociedad más vulnerable frente a la acción del terrorismo y la ilegalidad”.

“Lo único que podría reactivar los diálogos, sería un cese definitivo de la violencia de las Farc y para eso se necesita una concentración de todas sus tropas en un sitio determinado  con supervisión internacional”, puntualizó Rangel.

Por su parte, Carlos Arias, analista político de la Universidad Externado de Colombia, indicó que si bien estos anuncios son positivos pueden llegar a convertirse en una expectativa mediática sin que eso signifique que se esté desescalonando la violencia o que se esté avanzando en las negociaciones.

Finalmente, el fiscal General de la Nación, Eduardo Montealegre le pidió al Gobierno que se arriesgue, sin miedo a lograr el cese al fuego bilateral, pues ello reafirmaría su soberanía.

Las opiniones

Juan Manuel Santos
Presidente de la República

“Si el anuncio del cese al fuego unilateral de las Farc se sumara a compromisos sobre la justicia y cese al fuego bilateral y definitivo, ello constituiría un gran avance en las negociaciones de La Habana”.