Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Laura Vita Mesa - lvita@larepublica.com.co viernes, 28 de agosto de 2020

La exministra de Justicia será la primera mujer que asuma el cargo de jefe de esta entidad pública, que ha tenido seis titulares desde 1990

En medio de cuestionamientos por la celebración inusitadamente temprana de la elección para elegir al sucesor de Fernando Carrillo en la Procuraduría General de la Nación, la exministra de Justicia Margarita Cabello Blanco fue elegida como la primera mujer que estará al frente del Ministerio Público, con 83 votos en la plenaria del Senado de la República.

Los otros dos aspirantes al cargo eran el exviceprocurador Juan Carlos Cortés, nominado por el Consejo de Estado, y Wilson Ruiz, ternado por la Corte Suprema de Justicia. Estos obtuvieron, respectivamente, 16 y 0 votos, y hubo un voto en blanco, para un total de 100.

Durante su discurso de aceptación del cargo, la nueva jefe del ente de control dijo: “este apoyo que ustedes hoy me dan lo entiendo como un reconocimiento a mi vida profesional, una vida pulcra y responsable, siempre al servicio de la justicia y de las decisiones con objetividad. Lo entiendo también como una exaltación a las mujeres de Colombia, que hemos logrado ascender peldaño a peldaño para conquistar espacios de la vida pública, y privada también, que hasta hace algunos años era realmente una aspiración lejana, y hoy son una conquista y una esperanza para millones de mujeres que luchan a diario para alcanzar posiciones que quizás nuestras madres y nuestras abuelas nunca imaginaron”.

Adicionalmente, la procuradora electa dijo ante la plenaria que “la pandemia deja una coyuntura económica muy difícil para nuestras familias: el desempleo, la pobreza y la falta de oportunidades pueden llevarnos a que se pierda toda una generación, no podemos permitirlo. Este organismo vigila a los funcionarios públicos y son ellos los que tienen que dar estos resultados, resultados que nuestra gente está esperando”.

Además, se refirió a la importancia de la lucha contra la corrupción y dijo que no será “un factor de crispación, de enfrentamiento o pugnacidad, ya hay muchos haciendo equivocadamente eso” (lea en el archivo adjunto el discurso completo).

Los retos que enfrenta

A pesar de que Cabello asumirá el cargo en cinco meses, AL consultó a varios analistas sobre los retos que enfrentará.

Para Edgardo Maya, que se desempeñó como procurador entre 2001 y 2009, el primer reto es “seguir el trabajo en la lucha contra la corrupción y la lucha por los derechos humanos”, y mencionó que enfrenta un desafío adicional por cuanto “se ha producido un hecho inusitado, que es la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), donde se imparte la orden la Estado de adecuar las normas de derecho disciplinario y fiscal en relación a las investigaciones y sanciones a funcionarios públicos elegidos por voto popular”.

En eso estuvo de acuerdo, el constitucionalista Juan Manuel Charry, que señaló que actualmente hay un desafío coyuntural relacionado con el cumplimiento de la sentencia del caso Gustavo Petro, que reabre el debate sobre cuáles y cómo deben ser las funciones de la entidad en materia de vigilancia de funcionarios”.

En ese punto coincidió también Hernando Herrera, director de la Corporación Excelencia en la Justicia, quien señaló que el primer reto es “darle un debido alcance e interpretación benévola para las importantes funciones que cumple la Procuraduría al fallo emitido la semana pasada con relación al Caso Petro dado a conocer por la Corte IDH. Ese fallo, para nosotros desafortunado, pone en vilo y merma las importantes capacidades que tienen la entidad y la Contraloría en materia de la lucha contra la corrupción y debida sanción de los funcionarios públicos elegidos mediante voto popular. Por eso, se genera una obligación para no entrar en desmedro de esas importantes facultades que tiene la Procuraduría”.

LOS CONTRASTES

  • Hernando HerreraDir. Corporación Excelencia en la Justicia

    El primer desafío es darle un debido alcance e interpretación benévola al fallo emitido por la Corte Interamericana de Derechos Humanos con relación al Caso Gustavo Petro

  • Edgardo MayaExprocurador

    Uno de los retos es conservar la autonomía e independencia que a veces ha sido golpeada, pues el jefe del Ministerio Público no debe ser ni amigo ni enemigo del Gobierno de turno

El segundo reto, mencionó Herrera, tiene que ver el avance en la digitalización de los expedientes y la profesionalización de la Procuraduría, mientras que el tercero es el de “ser garante frente a unas próximas elecciones que se avecinan y que se advierten completamente polarizadas, y el papel que juegue la entidad será fundamental”.

El cuarto reto tiene que ver con la lucha contra la corrupción, que, como advirtió Charry, “no hemos ganado, y el procurador tiene un papel crucial que cumplir en la vigilancia de servidores públicos”

Como quinto desafío, Maya señaló que es importante “conservar la autonomía e independencia que a veces ha sido golpeada, pues el jefe del Ministerio Público no debe ser ni amigo ni enemigo del Gobierno de turno”. Sobre ese punto, el director de la Corporación Excelencia en la Justicia reiteró que “más allá del origen, se debe exigir que, una vez elegida, la persona ejerza sus funciones con ánimo garantista, imparcial, y sin consideración de las personas que antes tuvo como compañeros de trabajo”.

Antecedentes

Desde 1990 seis personas han estado al frente de la Procuraduría General de la Nación: Carlos Gustavo Arrieta, Orlando Vásquez Velásquez, Jaime Bernal Cuéllar, Edgardo Maya Villazón, Alejandro Ordónez Maldonado y el actual jefe de la entidad, Fernando Carrillo Flórez (ver gráfico). Este último, que en su momento fue elegido por unanimidad en el Senado de la República, termina su periodo como procurador, de cuatro años, en enero de 2021, cuando asumirá el cargo Margarita Cabello.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.