Paulo Andrés Durán G. - pduran@larepublica.com.co Martes, 28 de julio de 2015

A la inscripción se opuso Laboratorios Bussié, firma nacional para proteger la distintividad de su marca Sinarq. Sin embargo, la Dirección de Signos Distintivos le negó la oposición, pues, tras realizar el análisis de las marcas en conjunto determinó que no había riesgo de confusión.

Bussié con el objetivo de revocar la decisión proferida por el ente de control, en primera instancia, interpuso recurso de apelación ante el despacho del Superintendente Delegado para la Propiedad Industrial, José Luis Londoño Fernández.

Allí, manifestó, la supuesta similitud y confundabilidad de la marca solicitada con su signo registrado en la misma clase 5 de Niza bajo certificación Nº 277812.

Por esto, para la opositora,  Simcard Ez se encuentra incurso en la causal de irregistrabilidad contenida en el litoral a) del artículo 136 de la Decisión 486 de la Comisión de la Comunidad Andina.

Eduardo Varela Pezzano, abogado de la Universidad del Rosario y socio de la firma de abogados, Cavelier Abogados; expresó que “entre las marcas Simcard Ez y Sinarq no hay realmente similitudes que puedan llegar a causar riesgo de confusión entre los consumidores. Las marcas son gramatical, fonética  y conceptualmente distintas”, dijo Varela Pezzano.

Para quien, “cuando dos marcas son diferentes en estos tres aspectos (gramático, fonético y conceptual) ni siquiera hay que analizar si los productos que identifican compiten en el mercado. Si los signos no causan confusión por su semejanza, mucho menos lo harán por sus productos”, detalló Pezzano.

Por su parte, para Hernán Ruiz, abogado especialista en derecho comercial y socio de Hernán Ruiz Abogados, “el estudio de marcas se centró en un aspecto fonético y gramatical. Tras éste no se genera confusión porque las estructuras son disímiles. Ambos signos tienen diferencias ortográficas, y por tanto, puede coexistir en el mercado de productos de clase 5 de Niza”, concluyó.

La Delegatura consideró que la opositora omitió la expresión Ez, en su escrito de apelación.

Término que permite que tanto los médicos que prescriben el producto como los consumidores que lo adquieren utilicen dicha terminación como referencia.

“Los signos enfrentados son ortográfica y fonéticamente diferentes. Además, si la marca solicitada contiene al final (EZ) no hay riesgo de confusión”, declaró la SIC.

Así las cosas, Simcard Ez fue avalada en clase 5 de Niza.

Las opiniones

Eduardo Varela
Socio de Cavelier Abogados

“Entre Simcard Ez y Sinarq no hay realmente similitudes ortográficas, fonéticas y conceptuales que puedan llegar a causar riesgo de confusión o asociación entre los consumidores de clase 5 de Niza”. 

Hernán Ruiz
Socio de Hernán Ruiz Abogados
“El estudio de marcas se centró en un aspecto fonético y gramatical. Tras este no se genera confusión porque las estructuras son disímiles. Las diferencias permiten que los signos convivan en el mercado”.