Diario Financiero Martes, 20 de diciembre de 2016

“Kimberly está al tanto de las declaraciones de Cmpc en relación a las presuntas actividades que tuvieron lugar antes de 2009, y se ha comprometido con las autoridades chilenas a brindar total cooperación en la investigación”, dijo de forma escueta la firma a través de un comunicado.  

Entre tanto,  Cmpc recordó que en marzo de 2015 el directorio, “tan pronto tomó conocimiento de actos ejecutados en Chile contrarios a la normativa de libre competencia, instruyó a la administración a informar inmediatamente a las autoridades competentes, entregándoles la totalidad de la información recabada por la empresa, y prestar a dichas autoridades la máxima colaboración”.

Finalmente, la compañía reiteró “su disposición a compensar a los consumidores por los eventuales perjuicios provocados por las prácticas contrarias a la libre competencia”.

Según datos de Euromonitor, esta industria movió en el país austral cerca de US$ 245 millones en 2015, lo que significó un alza de 6% frente a 2010. Cmpc tiene 36,2% de participación y Kimberly-Clark 36,6%, seguida de Procter & Gamble con 22,4%. El resto lo tienen actores de menor relevancia. La papelera de Eliodoro  Matte funciona con las marcas Babysec, mientras la norteamericana tiene Huggies.

Según lo consignado en un informe, Cmpc y Kimberly habrían realizado acuerdos de subidas de precios, intercambios de información de alzas de valores, coordinación de actividades promocionales, entre otras prácticas anticompetitivas.

Cmpc declaró que la colusión con Kimberly Clark se realizó entre 2002 y 2009 y se debe recordar que  los casos de colusión prescriben en cinco años.