David Jáuregui Sarmiento - djauregui@larepublica.com.co Jueves, 15 de marzo de 2018

En el país hay presencia de nueve firmas que provienen de la península ibérica

La globalización también se ve reflejada en los bufetes, y España se ha concentrado en expandirse a través de firmas de abogados con presencia global. En América Latina, Colombia, es el país que más ha acogido a los juristas españoles, sobre países como Brasil, México, Argentina y Chile.

En la actualidad, solamente en la capital del país reposan nueve bufetes españoles, algunos de los cuales, además hacen parte o han llevado a cabo integraciones con firmas locales.

Las firmas de asesores legales de España que tienen presencia en el país son Auren, Cuatrecasas, Garrigues, Legálitas, Net Craman, GVA Gómez-Villares & Atencia, Ontier, Pons IP y Uría Menéndez.

“Colombia fue la primera oficina que Garrigues abrió en Latinoamérica, una vez establecida la nueva estrategia de la firma en la región, a mediados de 2013. Ha sido por tanto, no solo la oficina pionera en esta estrategia, sino que ha sido fundamental en el desarrollo de la operativa de Garrigues en la región” explicó Javier Ybañez, responsable de Latinoamérica para Garrigues.

Ybañez agregó que “la oficina de Colombia empezó con unos pocos abogados jóvenes y ha sufrido una profunda transformación en estos casi cinco años, desde la incorporación de más abogados, pasando por la integración de socios e incluso firmas colombianas, hasta alcanzar la cifra de unos 50 abogados vinculados”.

Que el mercado local sea atractivo para las extranjeras no es sorpresa, pues, según datos de la Cámara de Servicios Legales de la Andi, Colombia es el país de la región al que más han desembarcado firmas extranjeras. Es un mercado que solamente en 2016 movió $1,3 billones en ingresos operativos en el sector.

Ahora bien, mientras que algunas de las firmas españolas prefirieron llegar para poner su propia oficina, otras han conformado asociaciones o integraciones que han impulsado su presencia en la región. Es el caso, por ejemplo de Garrigues con el bufete local Zarama Abogados, Posse Herrera Ruiz y Cuatrecasas u Ontier, que a principios de 2015 se integró con el bufete Leyva Abogados.

LOS CONTRASTES

  • Javier YbáñezResponsable de Latam para Garrigues

    “La oficina de Colombia ha participado en estos años en importantes operaciones en el mercado del país, tanto corporativas, como financieras o de infraestructura para clientes locales e internacionales”.

Lo mismo sucedió con la firma multilatina Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría (PPU), que se conformó a partir del despacho Prietocarrizosa en Colombia con una firma peruana, otra chilena y el español Uría Menéndez, que aporta a PPU su red de oficinas en España, Portugal, Sao Paulo, Nueva York, Pekín, Londres y Bruselas. Caso contrario ocurre con Auren, Legálitas, GVA Gómez-Villares & Atencia y Pons IP quienes están solos.

“Tal vez el elemento más crítico en un proceso de transformación es lograr la inspiración de los socios y demás miembros de la organización con el proyecto”, dijo a propósito del tema Martín Carrizosa, socio de PPU.