Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co miércoles, 7 de noviembre de 2012

Los recursos parafiscales de la salud en Saludcoop sirvieron para todo, menos para su fin constitucional: la prestación del plan obligatorio de salud y su administración.

Así lo determinó la Contraloría General de la Nación que tras un proceso de investigación, imputó ayer cargos contra el ex presidente del Grupo Saludcoop, Carlos Palacino, y, por lo menos, 70 altos directivos de esa organización, por desviar más de $1,7 billones (sin indexar ni rendimientos), en fines distintos a los establecidos por la Constitución.Entre las irregularidades que encontró la Contraloría Delegada Intersectorial de la Unidad Especial de Investigaciones contra la Corrupción, para imputar cargos contra Saludcoop, los directivos de la EPS y las empresas del Grupo, que serían 31, está el haber celebrado, presuntamente, contratos y negocios para atender inversiones en infraestructura, pagar donaciones a empresas del grupo y a equipos de fútbol. También realizó aportes de capital en sociedades nacionales y extranjeras, hizo pagos cuantiosos por comisiones de mercadeo, bonificaciones extraordinarias y sobresueldos elevados y en general, inversiones en propiedad, planta y equipo, construcción, remodelación y otros. El ente de control indicó que con ello se beneficiaron Saludcoop EPS OC, entidades del Grupo Empresarial, de la cual ese ente cooperativo era la matriz controlante, y terceros. “La EPS y sus directivas desconocieron la destinación específica dada por la Constitución y la Ley a los recursos parafiscales de la salud, efectuaron un uso indebido de los dineros a su cargo, en aprovechamiento propio y en detrimento del patrimonio estatal”, se señala en los cargos de imputación.

La Contraloría recordó que no sólo la UPC (Unidad de Pago por Capitación) es un recurso parafiscal sino que también las cuotas moderadoras, pagos compartidos, copagos, tarifas y deducibles, por lo que deben destinarse al servicio de salud y no deben confundirse con el patrimonio de las EPS.

El expediente de la Contraloría cuenta con un acervo probatorio de más de 700 medios de prueba entre documentos de la EPS, soportes contables, pruebas testimoniales, versiones libres, actas de órganos de administración, información jurídica y contractual del ente Cooperativo.

En cuanto a los estados financieros de Saludcoop, el ente de control señaló que hay incongruencias contables significativas y detectó prácticas irregulares como giro de cheques sin entrega efectiva de los mismos a proveedores, créditos no registrados en sus estados financieros y recobros irregulares al Fosyga. Señaló que de los ingresos de Saludcoop en el periodo 1995- 2010, el 99,4% corresponden a parafiscales y sólo 0,5% fueron generados por otras actividades. Concluye que pudo existir una ‘unidad de caja’, donde la principal proveedora y canalizadora de recursos para la organización fue Saludcoop EPS OC. “No existió una separación de los recursos públicos, confiados para su administración y los privado para el cumplimiento de sus objetivos misionales”, señala la Contraloría.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.