Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa Viernes, 14 de diciembre de 2012

El general (r) de la Policía Mauricio Santoyo Velasco, de 53 años, fue sentenciado este viernes a 13 años en prisión, seguidos de cinco años de libertad supervisada, por conspirar para proveer apoyo material y recursos a las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), organización señalada en el mundo como terrorista

“El ex general Santoyo aceptó sobornos de los terroristas. Así de simple”, dijo el Fiscal Federal para el Distrito Este de Virginia, Neil H. MacBride.

“El señor Santoyo abusó de su posición en la aplicación de la ley, se rompió la confianza del pueblo de Colombia. Esta acusación es un paso importante en la reconstrucción de la confianza al demostrar nuestra determinación de mantener como responsables a individuos deshonestos como el señor Santoyo”.

Sobre el caso, un comunicado oficial de la Corte cita a Robert Brisolari, agente especial a cargo de la Administración de Control de Drogas (DEA): “La sentencia de hoy envía un mensaje claro de que los funcionarios corruptos. Independientemente de su posición o título, serán investigadas al máximo por la Administración de Control de Drogas”.

El juez federal de distrito, James C. Cacheris, que podía imponer a Santoyo una condena máxima de 15 años y una mínima de 10, optó por el camino intermedio de ese rango y condenó al general a 13 años de cárcel. Cacheris también oyó los argumentos del gobierno de Estados Unidos, que dijo que por el hecho de que Santoyo tenía una posición privilegiada, Estados Unidos debía mandar un mensaje de que estas conductas no son apropiadas. Además de la condena, que podría bajar significativamente por buen comportamiento y colaboración con las autoridades, tendrá cinco años de libertad supervisada y deberá pagar una multa de US$120.000.

El juez también recomendó que el general sea trasladado a una cárcel no de máxima seguridad en La Florida, el Complejo Correccional Federal de Coleman.

Tan pronto se conoció la condena, sectores expresaron su opinión, y buena parte de ellos coincidieron en que es “una vergüenza nacional”. El abogado de Santoyo, Óscar Rodríguez, dijo que el general, hasta ahora, se siente satisfecho y optimista de que en su futuro van a haber otros espacios que se tomarán para reducir. “Confiamos que una reducción sustancial vaya a venir con el tiempo”. Por su parte, el senador Juan Lozano dijo que “es una vergüenza nacional. No deben volver a suceder estos episodios, y por eso tenemos que aprobar en este Congreso la ley que establezca las condiciones de garantía para los colombianos en relación con los ascensos”.

El representante, Iván Cepeda, dijo que es una condena que llena de vergüenza a Colombia, Santoyo era parte de una manada de lobos, de un aparato criminal que funcionó desde la Casa de Nariño, además que la condena era muy baja. El director del Partido Liberal, Simón Gaviria, dijo que hay que establecer los vínculos de Santoyo con otros miembros de la Policía, con rutas del narcotráfico y paramilitarismo.