Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa jueves, 14 de noviembre de 2013

El Juzgado Octavo Penal Especializado de Bogotá condenó a 54 meses de prisión y a pagar una multa de $936 millones, al revisor fiscal de la desaparecida pirámide DMG, Ramiro Cruz Cabezas, por los delitos de lavado de activos y concierto para delinquir.

La decisión fue tomada luego de aprobar el preacuerdo establecido entre la Fiscalía y la defensa de Cruz Cabezas.

El funcionario judicial explicó que esta persona tuvo conocimiento de las actividades que realizaba la captadora de dinero.

Las investigaciones establecieron que Cruz Cabezas contribuyó a maquillar los estados financieros de las firmas, de las que hacían falsos informes dando visos de legalidad de las acciones del holding, así como para ocultar y entorpecer la acción de los organismos de control.

Igualmente, el Juzgado explicó que con su actividad delictiva se ocasionó detrimento patrimonial al Estado y a un número considerable de ciudadanos que fueron engañados con estrategias y artimañas.

En la providencia se le negó la solicitud de sustitución de la pena en establecimiento carcelario por la domiciliaria, ya que según argumentó no se cumplieron con los requisitos mínimos legales.

Según el ente acusador, desde el 2005, cuando comenzó funciones la firma DMG, Cruz Cabezas participó de manera activa en el montaje y el funcionamiento de más de 10 empresas ficticias por medio de las se produjo la captación masiva de dineros en Colombia, Panamá y otros países.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.