Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Diario Expansión lunes, 9 de septiembre de 2019

Los asuntos que más ensucian el nombre del deporte están relacionados con el dopaje y la violencia.

Las federaciones deportivas cuentan con sus propios comités para solucionar los conflictos que se producen en las competiciones, pero existen tribunales de rango superior para dirimir los litigios de mayor calado y los internacionales.

Como si fuera el diseño de la jugada para dejar libre al mejor tirador de un equipo de baloncesto, la justicia deportiva se organiza en torno a un entramado de reglas en el que todo tiene que funcionar a la perfección para solucionar los conflictos que se producen entre atletas, entrenadores y directivos.

Todas las federaciones tienen su propio comité de competición, un juzgado interno que se encarga de velar por que se cumpla el código disciplinario de la prueba. “Resuelven los conflictos entre las partes y si alguna de ellas no está de acuerdo siempre puede acudir al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAD)”, señaló Alberto Palomar, socio de Broseta y profesor de Isde, sobre una vía, la de la justicia deportiva, que se agota cuando ni la resolución del TAD soluciona el problema, pasando entonces a los juzgados ordinarios.

En el caso del fútbol, los clubes pueden recurrir a las resoluciones al Comité de Apelación previo paso por el TAD. “Para temas económicos, como por ejemplo si el montante pagado por el Barça al Atlético se ajusta a lo que marcaba la cláusula de rescisión de Griezmann, los clubes tienen el Comité Jurisdiccional de Arbitraje”, explicó Mario Resino, director del área laboral y de derecho deportivo de Kpmg Abogados.

Dopaje y violencia
Los asuntos que más ensucian el nombre del deporte están relacionados con el dopaje y la violencia. En ese sentido, por ejemplo, la legislación española deja en manos de organismos independientes ambas materias.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.