Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Daniel Rojas Castañeda - drojas@larepublica.com.co viernes, 17 de julio de 2020

Paula Giraldo Cuéllar, socia de la firma BDO Colombia, resaltó la necesidad de digitalizar los procesos legales

Dada la coyuntura y el exceso impositivo de nuevas normas, en entrevista con AL, Paula Giraldo Cuéllar, socia de la firma BDO Colombia, y quien es especialista en temas de derecho administrativo, contó que avala la reforma al Código de Procedimiento Administrativo ya que su objetivo es alivianar los procesos en curso.

¿Cuál es su opinión con respecto a la reforma al Código de Procedimiento Administrativo?
El año pasado, el Consejo de Estado tenía 34.195 procesos en curso. Esto aunado a las funciones consultivas y de control a cargo de este, evidentemente, resulta en una carga supremamente alta que es muy difícil de alivianar por sí solo, razón por la que uno de los objetivos de la reforma es disminuirla, proponiendo la creación de más tribunales administrativos que atiendan procesos que hoy se encuentran en cabeza del Consejo de Estado. De otra parte, incluye temas de digitalización de la jurisdicción, lo que resulta muy pertinente para agilizar los trámites y para el especial momento por el que estamos pasando.

LOS CONTRASTES

  • César Torrente Asociado de la firma BDO colombia

    “Cuando se trata conflictos derivados de la celebración, ejecución y terminación de contratos celebrados con entidades públicas, encontramos una muy controvertida limitación”.

¿Cómo se ejerce el control político y constitucional en estos tiempos?
En cuanto al control político y constitucional, en este momento la Corte Constitucional en desarrollo de sus funciones ha sido la encargada de garantizar la constitucionalidad y la relación efectiva de los decretos dictados en el marco de la emergencia con las razones que le dieron origen, el deber de la corte es garantizar que no se creen normas que estén encaminadas a propósitos diferentes a aquellos por los cuales se obtuvo la facultad en un principio, es decir, de aquellos relativos a la mitigación de la pandemia y los efectos sociales y económicos.

Creo que la Corte Constitucional ha hecho un buen trabajo en el control de los decretos y el gobierno, así mismo, ha usado sus funciones de forma mesurada y en la gran mayoría ajustándose a la Constitución, aunque algunas normas fueron declaradas inexequibles, en su mayoría se ha limitado al uso adecuado de sus facultades. Recobra gran importancia la función de control constitucional previo de los decretos que haya dictado el gobierno, y es importante que se realice de forma tal que propenda por el bienestar general.

¿Cuáles son los principales retos que presenta el derecho administrativo en el marco del covid?
Considero que al igual que lo es para la justicia ordinaria, la digitalización del proceso y la disminución de trámites presenciales es un enorme reto. Igualmente, considero que la imposición de sanciones y multas a pesar de que puede ser buena fuente de recursos, debe ser usada responsablemente y no apresurarse por parte de las entidades administrativas, pues puede conllevar a profundizar la crisis económica.

Y finalmente, creo que también supondrá un interesante reto para esta justicia, el determinar una falla del servicio en los casos en que la atención médica no pueda ser brindada por colapsos en la capacidad cuantitativa del sistema de salud.

¿Qué más hay que tener en cuenta dada la coyuntura?
Creo que un tema de mucho interés y que también es un gran reto al derecho administrativo y, en general, al derecho, es el tratamiento que se dé a los contratos estatales en cuanto a la suspensión de sus efectos y su aplicación.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.