Mateo Jaramillo - mjaramillo@larepublica.com.co Viernes, 2 de agosto de 2013

Los contadores de Colombia deben estar preparados para 2015, pues entrará a regir la ley 1314 de 2009 o Ley Contable. Esta ley implica que dentro de un año y medio, de las 900.000 empresas existentes en Colombia, cerca de 2.500 organizaciones de interés público y las empresas medianas, entre 15.000 y 20.000, tendrán que implementar las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF), es decir, que deberán cambiar la cultura financiera y adaptar los informes contables a las normas que rigen gran parte de los países del mundo.

Durante el foro internacional de contabilidad, CReCER Colombia 2013, Ana María Elorrieta, directora para la región del Comité Global de Políticas Públicas, hizo especial énfasis a la demora del país para adecuarse a los estándares internacionales de contabilidad. Sin embargo, dijo que los colombianos, si bien les falta para   estar  preparados, se espera que  queden listo para la llegada de los estándares. “Con este marco, habrá una nueva filosofía gerencial que se basará en principios y no en reglas, como se hace en Colombia”, dijo.
 
De acuerdo al director del Instituto Nacional de Contadores de Colombia (Incp), Juan Miguel Vásquez, de un universo de 150.000 contadores en Colombia, tan solo 6.000 estarían en la capacidad de responder a los estándares exigidos por la nueva norma.  “Para ejemplarizar lo anterior puedo contar el caso de una empresa cervecera colombiana a la cual su casa matriz le solicitó entregar sus reportes financieros basados en los estándares internacionales, tras meses de realizar una convocatoria, no fue posible hallar a profesionales que cumplieran con los conocimientos requeridos para tal cargo. En consecuencia, fue necesario traer expertos chilenos a cumplir con esta tarea”, señaló el directivo del Incp.  
 
En consecuencia, las organizaciones de contabilidad y el Gobierno se comprometieron a agilizar los mecanismos necesarios para que los institutos educativos de contabilidad puedan actualizar sus planes de estudio en donde los profesionales actuales podrán recibir de mano de expertos internacionales las metodologías apropiadas para proceder ante dicha normatividad.
 
Javier Enciso, especialista en  las NIIF, explicó la dimensión del cambio entre las normas locales actuales y los estándares internacionales. “Hay que empezar por el volumen de la información; hoy en día un balance financiero colombiano es de 200 hojas, con los parámetros internacionales llega a 3.000. Este aumento es el paso de registrar documentos a reflejar el negocio en los números”, dijo el especialista. 
 
Por parte de las firmas, el panorama es bastante similar. Ya no sólo tendrán que ser los contadores quienes apliquen las NIIF, también tendrán que hacerlo profesionales que de desempeñen en las áreas de producción o mercadeo, lo cual  implica un cambio en la cultura organizacional.