Colprensa

David Jáuregui Sarmiento - djauregui@larepublica.com.co Miércoles, 13 de septiembre de 2017

Se encontró detrimento por más de $1.000 millones

En la más reciente auditoría realizada por la Contraloría General de la República a la Policía Nacional, encabezada por Edgardo Maya, se encontraron graves irregularidades que, según la institución, afectan la seguridad de los bogotanos.

Una de ellas, por ejemplo, es la falta de operatividad, por que no hubo mantenimiento, de más de 50% de las cámaras de video que integran el circuito de vigilancia en la capital, que hace parte del Sistema Integrado de Emergencias y Seguridad.

De la misma forma, al momento de la auditoría, la construcción del nuevo comando de la Policía Metropolitana se encontraba “suspendida de manera indefinida”.

Por otro lado, la institución demostró en la misma auditoría irregularidades por más de $800 millones en el contrato de suministro de gasolina, con el que se vienen llenando los tanques de gasolina de vehículos no pertenecientes a la institución policial.

Con preocupación, la Contraloría también declaró que “en algunos contratos de obra, la Policía Nacional, recibió a satisfacción y pagó actividades y obras que no habían sido ejecutadas por los contratistas”.