@CGR_Colombia

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

jueves, 4 de noviembre de 2021

Solo entre dos empresas, Dicel y A.S.C. Ingeniería S.A., hubo hallazgos fiscales que superan $32.000 millones de dineros de subsidios

La Contraloría General de la República encontró que no ha habido una correcta aplicación de los recursos invertidos del Fondo de Solidaridad para Subsidios y Redistribución del Ingresos (Fssri), luego de una Actuación Especial de Fiscalización del Fondo que es administrado por el Ministerio de Minas y energías.

Por ejemplo, empresas como Dicel, con sede principal en Cali, y A.S.C. Ingeniería S.A. E.S.P., de Pasto, tuvieron incumplimientos en los giros al Fondo y ocasionaron un detrimento patrimonial de $31.192 millones, y de $1.015 millones respectivamente.

Según se conoció, estas comercializadoras no transfirieron al Fssri dineros recaudados que son necesarios para cubrir subsidios en estratos 1,2 y 4, apropiándose de estos recursos para mover su operación comercial, aun cuando son de carácter público y de pago obligatorio.

La entidad reguladora investiga si otras empresas están actuando de la misma manera, pues esta situación se presentó por la falta de seguimiento del Ministerio de Minas y Energía.

Orlando Velandia Sepúlveda, contralor delegado para este sector aseguró que “es inadmisible que estos recursos públicos que tienen la finalidad de subsidiar a los estratos de menores ingresos en el país se estén quedando en el bolsillo de unos agentes privados por la falta de control efectivo del Ministerio”.

Hay un total de 61 comercializadoras de energía de las cuales la Contraloría ha puesto la lupa en 9 y se revisará cada una de ellas para asegurar que estén haciendo buen uso de los recursos públicos del Fondo.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.