Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Geraldine Romero - gromero@larepublica.com.co Viernes, 20 de marzo de 2015

La disputa, entre estas dos sociedades, empezó en noviembre de 2014, cuando la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) no aceptó el desacuerdo presentado por Corona y concedió el registro a Dodge de la marca Koron.

La empresa opositora sustentó que la marca Koron no podía ser registrada, ya que presentaba semejanzas evidentes con la marca previamente registrada, Corona. De este modo, la compañía aseguró que las marcas tenían similitudes ortográficas y fonéticas que eran percibidas por los consumidores y que no era cierto que los elementos adicionales del nombre solicitado a registro generaban una pronunciación o impresión visual diferentes.

Corona agregó que la Dirección había centrado su análisis en las diferencias, sin admitir las semejanzas de las dos marcas y que la distinción que había encontrado la SIC eran un par de letras que añadía el nombre solicitado, lo cual era un aspecto secundario e irrelevante.

La sociedad opositora afirmó que la Dirección se contradijo en varias ocasiones, pues admitía las semejanzas en las palabras y después que habían determinado que existían diferencias entre los conceptos. La compañía añadió que la Dirección no podía decir que no existía confusión, cuando la expresión Koron evocaba al mismo concepto de Corona.

Corona agregó que el análisis comparativo debió enfocarse en las semejanzas de las marcas y no en las diferencias que tenían, tal y como lo establecía el Tribunal de Justicia de la Comunidad Andina.

La firma opositora afirmó que existía una conexión competitiva, dado que Corona comercializaba muebles para baños y cocinas y las láminas que pretendía identificar Koron, eran de madera, lo que permitía deducir que tenían una relación de uso complementario.

Andrea Pieschacón, asociada de Brigard & Castro explica que aún cuando las marcas confrontadas comparten similitudes ortográficas, estas no son determinantes como para impactar en la mente del consumidor medio hasta el punto de generar confusión. “En un porcentaje considerable, Corona es plenamente identificada por el público en general”, apuntó la experta.

Frente a los argumentos expuestos por Corona, la Delegatura, reconoció que existían semejanzas entre los nombres, pero que estas se diluían por los elementos adicionales que tenían tanto Corona como Koron, agregó que la marca solicitada poseía un elemento gráfico que permitía que fuera diferente.

Catherine Zea, abogada de Muñoz Abogados, señaló que las marcas Koron y Corona analizadas en su conjunto, contaban con componentes adicionales que les otorgaban la suficiente distinción para generar una impresión diferente en el consumidor.

De esta manera la Superindustria concluyó que había realizado el análisis basándose en la reglas de cotejo marcario, y por ende Koron cumplía con los requisitos exigidos por la ley. Finalmente, el ente regulador notificó a las dos partes que ante esta decisión no procedía recurso alguno, al encontrarse agotada la vía gubernativa.

Antecedentes
Corona es una empresa colombiana que tiene seis unidades estratégicas de negocio dedicadas a la manufactura y comercialización de productos para el hogar y la construcción. Cuenta con 19 plantas de manufactura en el país, tres en Estados Unidos, otras tres en Centro América y una en Brasil, así como con una oficina de suministros globales en China y una comercializadora en México.

La empresa genera más de 13.000 empleos y exporta sus productos a diversos mercados alrededor del mundo, incluyendo Estados Unidos, Canadá, México, Brasil, Chile, Venezuela, Italia, España y el Reino Unido. Convirtiéndose así en un competidor sólido.

Las opiniones

Andrea Pieschacón
Asociada de Brigard & Castro

“Las similitudes ortográficas de las marcas no son determinantes como para impactar en la mente del consumidor medio hasta el punto de generar confusión. Los elementos gráficos de Koron la individualizan”.

Catherine Zea Velásquez
Abogada de Muñoz abogados

 “Confrontadas las marcas Koron y Corona, y analizadas en su conjunto, es decir, sin prescindir de sus elementos, se aprecia que cada una cuenta con componentes adicionales que les otorgan la suficiente distinción para generar una impresión diferente”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.