Gabriel Forero Oliveros - gforero@larepublica.com.co Lunes, 5 de junio de 2017

La Corte Suprema de Justicia, a través de su Sala Penal ha realizado varios movimientos judiciales entre los cuales están inspecciones a empresas e instituciones como Cormagdalena, el Consejo Nacional Electoral, y otras instituciones como la Superintendencia de Puertos y Transportes.

Adicionalmente, el Tribunal también informó que ha tomado declaraciones a funcionarios de empresas y también a contratistas, y algunas de ellas han sido juramentadas tanto en Brasil y Colombia como es el caso de Luis Fernando Andrade, de la Agencia Nacional de Infraestructura, Luis Arboleda de Findeter y Jorge Barragán de Navelena.

Hay que recordar que esta última compañía ha estado en boca de todos debido a que fue la empresa que recibió dos créditos por parte del Banco Agrario, los cuales, según la Contraloría General de La República derivaron un detrimento patrimonial de más de $135.000 millones, a lo que la entidad financiera señaló que no se había incurrido en ello porque los créditos no dependen del dinero del presupuesto general de la nación.

Pese a esta respuesta del banco, la Contraloría, en cabeza de Edgardo Maya, dijo en un comunicado de prensa que la afectación al patrimonio público por el préstamo a Navelena es un “hecho incontrovertible” y recordó que tiene el deber constitucional de vigilar la gestión fiscal del Banagrario, debido a la participación del estado en su capital.

Por otro lado, la trama de Otto Bula y su vínculo con Odebrecht sigue creciendo debido a lo que se reveló de que los sobornos que llegaron desde la constructora entraron por una empresa de transporte aéreo.