Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Valentina Acosta Fonseca lunes, 8 de febrero de 2021

José Miguel Narváez, fue hallado como el determinador del crimen de lesa humanidad de Jaime Garzón, el 13 de agosto de 1999.

La Corte Suprema de Justicia dejó en firme la condena de 26 años de prisión contra el exsubdirector del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), José Miguel Narváez, como determinador del crimen de lesa humanidad de Jaime Garzón el 13 de agosto de 1999.

La demanda que decidió rechazar la Corte, fue presentada por el abogado del exsubdirector del DAS, con la cual, buscaba anular la sentencia ya impuesta en 2019. Esa acción fue inadmitida “por falta de requisitos y no observar vulneración de garantías”.

La demanda del abogado alega fallas en pruebas determinantes que llevaron a su condena; sin embargo, advierte la Corte que al refutar las pruebas en mención es de suma importancia explicar de manera concreta y contrastar eficazmente lo que se busca desmentir, especialmente sin generalidades, como aparentemente se elaboró dicha demanda.

De acuerdo con las investigaciones que llevaron a su condena, Narváez habría aprovechado su estrecha relación con Carlos Castaño Gil para sugerirle que atentase contra la vida de Garzón, por presuntas relaciones con la guerrilla del ELN, y enriquecimiento por su intervención en la liberación de los secuestrados.

De hecho, en una reunión en una de sus fincas, Narváez, quien trabajaba como profesor en la Escuela Militar, habría manifestado el peligro que representaba la “labor humanitaria” de Garzón. Debido a que el asesinato del periodista Jaime Garzón fue declarado como crimen de lesa humanidad, su caso nunca prescribe.

La defensa del exdirector Narváez insistió en que es claro que las autoridades judiciales no lograron comprobar que éste fue determinador en la muerte de Garzón. A pesar de esto, la Corte Suprema no le dio la razón.

El Tribunal Superior de Bogotá declaró probado que Narváez indujo al paramilitar Castaño a ordenar el asesinato de Jaime Garzón, hecho materializado en la madrugada del 13 de agosto de 1999.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.