Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Carlos Eduardo González - cgonzalez@larepublica.com.co viernes, 30 de septiembre de 2016

A pesar de los estudios que se han hecho sobre el tema, los expertos consultados por LR coinciden en que, si bien el triunfo del Sí le daría al país unos resultados mucho mejores en materia económica, no se sabe el impacto real que va a traer la paz. Sin embargo, también llegaron a la conclusión de que un triunfo del No sumiría a Colombia en la incertidumbre y el rechazo de la comunidad internacional. 

José Manuel Restrepo, rector de la Universidad del Rosario, opinó que con base en varios estudios que se han hecho, se puede concluir que el PIB del país puede crecer entre 0,5 y 2,5%, aunque eso hay que verlo con “beneficio de inventario”, es decir, “los precedentes muestran que en los conflictos longevos los resultados no tienen impacto inmediato, ya que no hay que recuperar confianza en las instituciones, por ejemplo”. 

Un reciente estudio del Departamento Nacional de Planeación Nacional (DNP) concuerda con la afirmación de Restrepo e incluso es más optimista, ya que sugiere que el país podría crecer a un ritmo de 5,9% (3% en 2015). El PIB per cápita estaría por los US$12.000 (US$6.056 actualmente), llegaría a 35% la tasa de inversión, y el consumo subiría 5%.

Además de todo esto, la confianza inversionista se incrementaría, pues la inversión extranjera directa crecería hasta los US$23.000 millones, mientras que las exportaciones serían del orden de US$65.000 millones. Óscar Medina, internacionalista de la Universidad Eafit señaló que “Colombia va a generar una buena percepción internacional si se aprueba el plebiscito”. 

Según el más reciente estudio de Anif, el país estaría creciendo entre 1,1% y 1,9%, mientras que los beneficios se ubicarían en una aceleración del ciclo de entre 0,5% y 1%, lo que dejaría el PIB hasta 2018 en 3,5% hasta 2018, pero se necesita un “efecto mezclado de reformas estructurales y el acuerdo de paz”, según la entidad. 

Otros entes, como el Deutsche Bank apuntan a un dato de entre 0,5 y 1%; el Bank of America, entre 0,28% y 0,33%; y el Pnud hasta 8%.  

Según Jonathan Malagón, vicepresidente de Asobancaria, puede que los resultados se den, pero “hay que decir que parte de este dividendo ya se ha venido digiriendo en la pasada década, donde las mejoras en seguridad y la mayor confianza en la dinámica local lograron activar el canal de la inversión”.

¿y si gana el no?
Nadie tiene certeza de qué va a pasar a ciencia cierta si gana el No en la consulta del domingo, aunque Medina señaló no ser “tan optimista en crecimiento”, pues cree que “va a tener más impacto la reforma tributaria en la economía que el posconflicto”, y agregó que puede ser que el Gobierno esté siendo muy optimista con sus cuentas, ya que Colombia ha vivido en conflicto 52 años y, a pesar de eso, ha crecido. 

El presidente Juan Manuel Santos ha recibido el respaldo de, prácticamente, de todos los países del mundo en su intento de lograr la paz con la guerrilla, como quedó demostrado en la última Asamblea General de la ONU, donde recibió el aval de la Corte Penal Internacional (CPI), la Unión Europea, el Fondo Monetario Internacional, la OEA y otros organismos multilaterales. Entonces, si gana el No, “implica incertidumbre. Y para normalizar el tema económico  se necesita que haya certeza sobre el ambiente y las perspectivas, y desde ese punto de vista la incertidumbre sería total, sería como un salto al vacío el No”, sostuvo Gustavo Cote, exdirector de la Dian. 

Agro, el más beneficiado

Varios estudios señalan que la mayoría de sectores de la economía se van a ver beneficiados en caso de ganar la aprobación a los acuerdos. Por ejemplo, según el Departamento Nacional de Planeación (DNP) el crecimiento en agricultura estará rondando el 22%.

Algo diferente opinó Alfredo Rangel, senador del Centro Democrático,  quien cree que va a ser difícil para el país implementar los acuerdos de La Habana en el sector agro debido al déficit fiscal y al momento que está pasando la economía, por lo que para él, la mejor opción sería renegociar los acuerdos y buscar un punto en el que se pueda hacer una inversión acorde al momento actual. 

En 2014, el país destinó $3 billones del presupuesto al agro, no obstante, debido a la crisis petrolera y el reajuste del gasto, esta cifra se vio reducida a $2,1 billones este año. Se espera que para 2017 la inversión en el campo esté rondando $2 billones, lo que puede dificultar las reformas agrarias pactadas. 

“Hay que señalar también que las inversiones que se realizarán en el campo, producto de los acuerdos, ayudarán a activar el sector agropecuario, lo que permitirá que la incidencia sobre el producto en el largo plazo pueda ser mayor”, expuso  Malagón.

Cote agregó que los beneficios se verán en todos los sectores de la economía.

Beneficios sociales desde que se firmó el acuerdo

Según la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, desde que se firmaron los acuerdos el 23 de junio en La Habana, no ha habido ni un enfrentamiento con las Farc, ni un muerto, ni un herido, ni un secuestro, atribuible a esa guerrilla. “Gracias al altísimo grado de cumplimiento del acuerdo bilateral de desescalamiento vigente desde hace un año, el conflicto armado entre las Farc y el Estado ha caído a sus niveles mínimos en 52 años, en número de víctimas,  muertos y heridos, y de acciones violentas”, señaló un informe de la Cerac.

Las opiniones 

Jonathan Malagón
Vicepresidente de Asobancaria
“Hay que señalar que las inversiones que se realizarán en el campo, producto de los acuerdos, ayudarán a activar el sector agropecuario”.

Gustavo Cote
Exdirector de la Dian
“Si gana el Sí hay confianza en el país, credibilidad, tranquilidad, ambiente para la inversión. Si gana el No  todo eso se derrumbaría”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.