Paulo Andrés Durán G. - pduran@larepublica.com.co Lunes, 28 de marzo de 2016

Para los expertos consultados, los retos que debe afrontar la nueva cabeza de la entidad que maneja un presupuesto anual superior a $3 billones, se traducen en devolverle la credibilidad a la institucionalidad, apoyar el posconflicto con la creación del Tribunal Especial para la Paz, continuar con las investigaciones y dar resultados en procesos como ‘Falsos positivos’, ‘Carrusel de la contratación’, ‘Saludcoop’, ‘Caso Colmenares’, ‘Comunidad del Anillo’, entre otros; así como definir una política penal clara y seria.

De acuerdo con Luis Freddyur Tovar, constitucionalista de la Pontificia Universidad Javeriana, este último reto es uno de los más importantes pues Colombia está huérfana de una política criminal integral que se ajuste a las necesidades sociales actuales y que viabilice la implementación del sistema penal acusatorio.

“Esto es vital  pues en el país está triunfando la justicia de concesión y delación, algo que es válido pero no suficiente. Pues procesos como los del Carrusel de la Contratación, se ven entorpecidos por no tener un sistema penal acusatorio imponente”, manifestó el constitucionalista de la Universidad  Javeriana. Tovar precisó que uno de los grandes desaciertos de Montealegre, fue pretender hacer derecho penal de impacto, selectivo y mediático ya que esto minó la credibilidad que tenía la Fiscalía y por ello, el nuevo fiscal deberá tomar cartas en este asunto.

Para Manuel Quinche, constitucionalista de la Universidad del Rosario y doctor en Derecho, otro de los grandes retos del nuevo Fiscal será continuar con las investigaciones penales en contra del expresidente y actual senador del Centro Democrático, Álvaro Uribe Vélez, con las de su familia (hijos y hermano) y de algunos miembros de su partido político. “Es de resaltar que solo bajo la labor de Montealegre se logró la judicialización de estos sujetos”, afirmó Quinche. Así mismo, según el constitucionalista la labor de la Fiscalía será de gran importancia tras la firma de la paz en La Habana,  ya que será la encargada de hacer  investigaciones, en los términos del acuerdo, para judicializar a los guerrilleros.

“Continuar con la persecución de las nuevas generaciones de paramilitares y seguirle el rastro a los asesinatos de líderes sociales, serán otras tareas que deberá afrontar el nuevo Fiscal”, agregó Quinche.

Conforme con los expertos, la nueva cabeza de la entidad no deberá politizar la Fiscalía ni sus decisiones para realizar una labor más objetiva. Finalmente para Quinche, si bien los contratos millonarios suscritos por Montealegre perjudicaron su labor no se puede negar su esfuerzo por reestructurar la entidad, aspecto que deberá continuar.

Las opiniones

Luis Freddyur Tovar
Constitucionalista de la Pontificia Universidad Javeriana 
“Se necesita una política criminal clara y seria que esté a la altura, que se ajuste a las necesidades sociales actuales y que viabilice la implementación del sistema penal acusatorio”.

Manuel Quinche
Constitucionalista de la Universidad del Rosario y doctor en derecho
“El principal reto del nuevo Fiscal General es continuar con varias investigaciones trascendentales como los ‘falsos positivos’, ‘Carrusel de la Contratación’, crímenes de líderes sociales, entre otros”.