La República

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co viernes, 2 de octubre de 2020

Pese a que un comité de la CPI dijo que el funcionario tiene experiencia, pero no conocimientos profundos, sigue en el proceso

Con la publicación del informe de evaluación de los candidatos para ocupar una vacante judicial en la Corte Penal Internacional (CPI) se desató una controversia que tiene en el centro al superintendente de Industria y Comercio, Andrés Barreto.

El informe que se conoció el pasado 30 de septiembre reveló, según la CPI, que Barreto no estaba calificado para el puesto dentro del organismo (Vea la página 19 del documento adjunto al final de la nota). A pesar de la baja calificación, esto no quiere decir que Barreto se queda por fuera de la nominación. El funcionario sigue formalmente en el proceso y es parte de un grupo de 18 personas que aún optan por el cargo.

Fuentes de la SIC explicaron a LR que la calificación dada fue del Comité de Coordinación y que no es la decisión final de los magistrados. El próximo comité se reunirá el próximo 16 de octubre.

“Aunque ha tenido cierta experiencia académica con el derecho penal y humanitario internacional, carece de un conocimiento profundo o de formación en el derecho internacional humanitario y el derecho penal internacional. Además, no demostró estar familiarizado con el trabajo de la Corte Penal Internacional, como el trabajo de las Salas de Cuestiones Preliminares y de Juicio o el trabajo del poder judicial, así como los requisitos para la recusación de un juez”, señaló el comité.

Y se agregó: “el Comité observó que las respuestas del candidato en la entrevista fueron de carácter muy general y que no demostró conocimiento del trabajo, los procedimientos o las decisiones de la Corte”.

También se dijo: "El Comité observó, por lo tanto, que el candidato estaba poco familiarizado con el derecho penal internacional, el derecho internacional humanitario o el procedimiento penal, y que su experiencia profesional ha sido en campos que no son relevantes para la labor de la Corte".

Al final del documento indicaron que Barreto “solo está calificado formalmente para ser nombrado juez de la CPI”.

Ante este resultado, Nelson Camilo Sánchez, director de la Clínica de Derecho Internacional de Derechos Humanos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Virginia, cuestionó esta postulación, no solo porque no se comunicó masivamente, sino porque se sabía que Barreto no cumplía con los requisitos mínimos, por lo que Sánchez aseguró que “los candidatos tanto para altos cargos del poder judicial como para cargos internacionales han sido seleccionados en base a la afinidad ideológica y la amistad con el Presidente”.

También destacó que esta situación podría representar una experiencia negativa para el Gobierno Nacional, “similar a la de la nominación de la CIDH”.

El profesor de Derecho también puntualizó, mediante un escrito que hizo para el blog de International Justice Monitor, que se sabía con anterioridad que el candidato postulado por el gobierno de Duque no contaba con los requisitos mínimos.

"De acuerdo con la información del currículum de Barreto González , el candidato no parece reunir los requisitos exigidos en Colombia para su nombramiento al máximo cargo judicial, según lo establecido en el artículo 36 (3) (a) del Estatuto de Roma. En particular, no parece cumplir con el requisito constitucional (artículo 232 de la Constitución colombiana ) de haber ejercido como abogado durante al menos quince años".

Y lanza una dura crítica al Gobierno Nacional: "La decisión sobre la candidatura de Barreto González no solo ignora estos llamados de la sociedad civil a emprender un proceso de nominación transparente, sino que también subraya la política del gobierno de Duque de revertir los pocos avances existentes en participación, transparencia y elección por mérito. De hecho, este gobierno ha derogado los únicos procesos de selección existentes: la selección del Fiscal General y la nominación de candidatos a la Corte Constitucional".

Hay que aclarar que en el informe de la CPI no descalificaron la competencia de Barreto a modo general, solo cuestionaron su capacidad para puntualmente la vacante a ocupar en el organismo. De hecho, el primer punto de su evaluación describe lo siguiente:

"El candidato (Barreto) es un abogado articulado con experiencia principalmente en asuntos administrativos y jurisdiccionales relacionados con investigaciones clave para la economía colombiana, y actualmente es el Superintendente de Industria y Comercio de Colombia. Es el juez único de la autoridad de competencia en Colombia. Tiene experiencia laboral en otros campos, incluyendo relaciones diplomáticas, extradición y asuntos internacionales y derecho internacional privado. También había sido profesor de Derecho Internacional y Relaciones Internacionales. En sus estudios se había especializado en Derecho Administrativo, Asuntos Internacionales, Estudios Internacionales y Políticas y Asuntos Internacionales".

Documentos adjuntos

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.