Contraloría General de la República

Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Carlos Jaramillo Palacio

martes, 19 de diciembre de 2023

El órgano de control aseguró que la Cancillería no cumplió con unos requisitos fundamentales para se pudiera declar dicha urgencia

Hoy será un día clave para el tema de los pasaportes, pues se realizará una reunión determinante entre Thomas Greg y la Cancillería para tratar de llegar a un acuerdo. Mientras esto ocurre, en las últimas horas trascendió que la Contraloría emitió una resolución en la que señala que la urgencia manifiesta que utilizó para entregar esa licitación no se ajustó a las normas estipuladas.

De acuerdo con la resolución 002-2023 del órgano de control, los hechos y circunstancias invocados por el Ministerio de Relaciones Exteriores, “mediante la Resolución No. 7541 del 14 de septiembre de 2022 por medio de la cual se declara el estado de urgencia manifiesta, para recurrir a la suscripción de manera directa del contrato No. 356 de 2023, cuyo objeto es ‘suministrar, formalizar y prestar el servicio de personalización, custodia y distribución de libretas de pasaportes, así como el servicio de impresión, almacenamiento y entrega de etiquetas de visa colombiana con zona de lectura mecánica a precios fijos unitarios sin fórmula de reajuste para el Fondo Rotatorio del Ministerio de Relaciones Exteriores’ no se ajustan a los presupuestos normativos señalados en el artículo 42 de la Ley 80 de 1993 sin perjuicio del control posterior que sobre el contrato celebrado debe hacer esta delegada para verificar el cumplimiento de la planeación contractual, entre otros aspectos, por parte de la entidad”.

Esto significa, palabras más palabras menos, que dicha urgencia manifiesta con la que le entregaron el contrato por un año a Thomas Greg & Sons no se ajusta a la norma de contratación estatal y por eso remitirán estos hechos a la Procuraduría General de la Nación.

La cita ante la Procuraduría para la Conciliación Administrativa que se realizará hoy busca evitar un cuantioso pleito judicial por una suma superior a los 117 mil millones de pesos que reclama de la Cancillería la firma Thomas Greg por la declaratoria de desierta de la licitación de pasaportes, suma a la que la empresa está dispuesta a desistir si se revocan las Resoluciones que declararon desierta la licitación y se le adjudica el contrato.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.