Lunes, 10 de diciembre de 2012

En el marco de la conmemoración del Día Internacional de los Derechos Humano, fecha en la que se aprobó por parte de la Asamblea General de las Naciones Unidas la Declaración Universal de Derechos Humanos en 1948, la Defensoría del Pueblo, en cabeza de Jorge Armando Otálora, le hizo un llamado al Gobierno Nacional a fortalecer los mecanismos de protección de los derechos humanos en Colombia.

 

Al mismo tiempo celebró la decisión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de sacar al país de la ‘lista negra’ de derechos humanos y destacó los avances que el país ha venido registrando en esta materia, como el esfuerzo de la fuerza pública para capacitar a sus miembros en la materia gracias al apoyo de Defensoría, el Comité Internacional de la Cruz Roja y la Organización de las Naciones Unidas.
 
Sin embargo, la Defensoría no puede desconocer que hablar de derechos humanos en el país es todavía visto como un tema de los sectores de la oposición. Esta estigmatización sigue generando riesgos para los defensores de los derechos humanos, quienes son objeto de amenazas, persecuciones y señalamientos. Y dada la implementación de la Ley de Víctimas, los líderes sociales de aquellas comunidades afectadas por el conflicto aumentan su exposición y riesgo. 
 
Según las cifras del Sistema de Alertas Tempranas (SAT) de la Defensoría, entre 2010 y 2012 se recibieron 1.400 peticiones de los defensores de derechos humanos por riesgos contra su vida, libertad e integridad personal, el debido proceso, igualdad ante la ley y a no ser sometidos a desaparición forzada, a la intimidad, la libertad de circulación y residencia y la libertad de opinión.