Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ana Bedoya Jimenez sábado, 13 de octubre de 2012

Son muchas las empresas de diferentes sectores que se enfrentan a pérdidas importantes en su rentabilidad y patrimonio debido a diversos delitos que se comenten en su contra y que se han convertido en un dolor de cabeza para los empresarios, ya que este tipo de hechos generan anualmente entre el 3% y 4% de pérdidas.

De acuerdo con Fernando Aza Olarte, profesor de derecho penal del Politécnico Grancolombiano, los delitos que más se cometen en contra del patrimonio económico son hurto, estafa, extorsión y abuso de confianza.

“Cada uno de ellos tiene unas características distintas, una de las penas más graves en los delitos patrimoniales es la extorsión, en este caso, se le ha colocado una pena mayor a otros delitos”, explicó y agregó que las penas para extorsión están alrededor de 20 años y para extorsión agravada hasta 36 años, mientras que en el hurto oscilan entre 4 y 15 años.

Sin embargo, no son delitos fácilmente cuantificables puesto que no son de fácil detección, en muchos de los casos, los empresarios simplemente optan por despedir a sus empleados y no los denuncian.

Luis Anaya, gerente general de Alto Colombia, resaltó los sectores más golpeados por los delitos contra el patrimonio económico, dentro de los que está el de los combustibles (gasolina, el gas licuado y el gas propano), existen pérdidas anuales que se acercan a 4% de sus ventas. De otro lado, En sector de la salud, últimamente se han presentado grandes casos de corrupción, robo de medicamentos hasta hurtos dentro de las ambulancias, y las pérdidas llegan a 2%. En el campo de las comunicaciones está alrededor de 1.5%; consumo masivo, es decir bebidas y licores está en 1.5%; en supermercados y grandes superficies, 1.5%; operadores logísticos, 1.5%; servicios públicos, 2%; restaurantes, 1.5% y en el sector textil 1.5%.

“La problemática de delitos patrimoniales está en todas las empresas, lo que pasa es que hay sectores de negocios que tienen más pérdidas que otros, donde las lesiones patrimoniales representan un gran porcentaje en su PyG y claramente tienen que contratar asesorías para minimizar estas pérdidas a la menor expresión”, afirmó Anaya.

Según estudios, el 25% de las pérdidas de las empresas son causadas por fraudes cometidos por empleados de nivel no jerárquico; 20% son cometidos por gerentes y el 55% son causados por fraudes cometidos por sus ejecutivos.

De otro lado, Aza Olarte explicó que para denunciar los delitos contra el patrimonio económico como hurtos, abuso de confianza y fraude mediante cheque, se requieren querellas por parte de la víctima ante la Fiscalía General de la Nación para que inicie la persecución penal. En cambio, las investigaciones frente a la extorsión las puede iniciar el ente investigador de manera oficiosa.

“Hay muchos empresarios que denuncian delitos contra su patrimonio y están facultados para hacerlo, tienen que formular una querella o poner la denuncia para que la Fiscalía se encargue de investigar el delito”, puntualizó.

Se debe tener en cuenta que en varios delitos contra el patrimonio económico, la Fiscalía puede solicitar ante el juez de control de garantías la aplicación del principio de oportunidad.

El experto del Politécnico Grancolombiano lo explicó como la facultad que tiene el ente investigador para renunciar, suspender o interrumpir la persecución penal, entre otras, cuando se repara integralmente la víctima y especialmente cuando no son delitos que registren mayor gravedad.

Así mismo, aclaró que en ciertas oportunidades y dependiendo del objeto hurtado, por tratarse de delitos conocidos como bagatela, por no afectarse materialmente el bien jurídico protegido que es el patrimonio económico, es preferible renunciar a la acción penal toda vez que iniciar una investigación y llevar esos delitos a juicio que presentarían un mayor costo para la administración de justicia. Obviamente teniendo que estudiar que no se traten de delitos en masa y de los antecedentes que pueda registrar el victimario.

No obstante, Ayala expresó que busca aumentar las denuncias por delitos contra el patrimonio que en la actualidad llegan únicamente a 10% y además, quiere sensibilizar a los empresarios para generar cultura de denuncia en busca de que los delincuentes no reincidan.

Las opiniones

Fernando Aza
Profesor de derecho politécnico

En ciertas oportunidades y dependiendo del objeto hurtado, por tratarse de delitos conocidos como bagatela, por no afectarse bien jurídico protegido es preferible renunciar a la acción penal.

Luis Anaya
Gerente General Alto Colombia

La problemática de delitos patrimoniales está en todas las empresas, lo que pasa es que hay sectores de negocios que tienen más pérdidas que otros, donde las lesiones representan gran porcentaje.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.