Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Cronista - Buenos Aires jueves, 15 de mayo de 2014

Kristine Rodas, viuda del actor estadounidense Paul Walker que falleció en noviembre de 2013 en un accidente automovilístico, interpuso una demanda contra Porsche responsabilizando al fabricante de automóviles del letal siniestro.

Según Rodas, varios problemas en el diseño y determinados componentes del modelo deportivo Carrera GT de Porsche hicieron que no fuera lo suficientemente seguro, señaló la publicación Hollywood Reporter.

Desde la automotriz y a través de un portavoz, se señaló que el informe policial contradice las acusaciones vertidas en la demanda. “Entre otros, se apunta como causa del accidente la elevada velocidad, pero no el propio vehículo”.

Tras la muerte del protagonista de ‘Rápido y furioso‘, a finales de noviembre, el informe policial indicó que el vehículo circulaba a 149 kilómetros por hora, el doble de lo permitido en la carretera californiana donde tuvo lugar el accidente y en aquel entonces, los investigadores no hallaron en el deportivo ningún problema técnico, recordó un despacho de la agencia alemana DPA.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.