Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Natalia Arteaga

martes, 10 de noviembre de 2015

El órgano de control, dirigido por Pablo Felipe Robledo, advirtió que el contenido del texto no es apto para niños y que, por tanto, Editorial Planeta Colombiana S.A. y los demás comercializadores y distribuidores del producto deberán advertir al consumidor.

“El contenido de este libro no es apto para niños, niñas y adolescentes”. Ese será el aviso que deberá agregársele a la carátula de los ejemplares.

La orden se dio mediante la Resolución 86437 de 2015 y contra ella no procede ningún recurso.

Hay que recordar que el texto ha venido escandalizando a padres y directivas de colegios de menores de edad por su alto contenido sexual. Su creador, el youtuber ‘Rubius’ de 25 años y de origen español,  lo describe como “un cuaderno de actividades, un libro interactivo, un álbum de recuerdos”. El precio del producto es de aproximadamente US$10.

La Superindustria también hizo énfasis en que El Libro Troll no podrá ser exhibido o promocionado en las secciones de literatura infantil o juvenil. Al respecto, Juan Carlos Martínez docente de propiedad industrial de la Universidad de La Sabana asegura que la medida fue acertada.  “Los productos que están dirigidos a niños tienen un estándar mucho más riguroso, ya que su público objetivo es vulnerable. Por tanto,  la información que se ofrece debe estar revisada por las autoridades, para garantizar que sea material idóneo y preciso, que no atente contra la integridad de la inocencia”.

Hernán Ruiz, socio de Hernán Ruiz Abogados, dice que está  totalmente de acuerdo con la decisión de la SIC, porque es necesario proteger los derechos de los menores. “Es un libro que no debe ir en góndolas de niños. Se debe brindar información verás a los clientes”.  La SIC protege y vela por los consumidores, en esta ocasión los de los infantes, en concordancia con la Constitución.

La Superindustria tuvo conocimiento de denuncias formuladas por padres de familia y medios de comunicación relativas al contenido del texto, por lo que procedió a realizar visitas de inspección y vigilancia para acceder al libro y poder analizar su contenido. 

La entidad argumentó que por la llamativa presentación, el color empleado y el tipo de letra, al igual que los dibujos en la portada, contraportada y contenido de la edición, la publicación de Editorial Planeta parece estar dirigida a niños, niñas y adolescentes. Sin embargo, la Dirección de Investigaciones de Protección al Consumidor, encontró material sexual y nocivo para su desarrollo.

Las opiniones

Juan Carlos Martínez
Docente de propiedad industrial
“Los productos que están dirigidos a niños tienen un estándar mucho más riguroso, ya que su público objetivo es vulnerable. Por tanto, la información que se ofrece debe estar revisada por las autoridades”.

Hernán Ruiz
Socio de Hernán Ruiz Abogados
“Ese libro no debe ir en góndolas de niños, porque su contenido es para adultos. La decisión de la SIC tiene consonancia de normas en cuanto a la  Constitución y el Estatuto del Consumidor”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.