Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

José David Castilla jueves, 16 de mayo de 2019

Fabio Espitia será designado como Fiscal Encargado hasta que la Corte Suprema nombre el reemplazo

El 15 de mayo de 2019 pasará a la historia como el día en el que chocaron los sistemas de justicia en Colombia. La decisión de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) sobre el caso Santrich produjo una colisión de poderes judiciales, ocasionando un efecto dominó en la Fiscalía que se tradujo en la renuncia de Néstor Humberto Martínez y de la vicefiscal María Paulina Riveros.

 

Ahora le corresponderá al presidente Iván Duque conformar una terna de penalistas a la Corte Suprema de Justicia capaces de afrontar una época en la que el poder ejecutivo y el poder judicial se tienen desconfianza mutua. Según la Ley 270 de 1994, no existe un término establecido para presentar esta terna.

La Corte Suprema de Justicia informó que ya recibió la renuncia irrevocable de Martínez Neira. Sin embargo, la corporación judicial solo podrá aceptar la renuncia en la próxima Sala Plena que se celebrará este 21 de mayo.

El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Álvaro Fernando García, explicó el procedimiento que seguirá la corporación:

 

Mientras ocurre el proceso de selección, la Fiscalía quedará en manos de Fabio Espitia, fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia. Este encargo se da porque el propio Néstor Humberto Martínez lo designó como vicefiscal ante la salida de Riveros.

No es la primera vez que se produce un episodio de esta clase. En los últimos diez años, el ente acusador ha tenido 10 directores (entre nombrados y encargados), lo que ha marcado un contexto de inestabilidad administrativa e inestabilidad en la figura del fiscal general de la Nación.

 

LOS CONTRASTES

  • Guillermo Mendoza Diago Exfiscal Encargado 2009 - 2010

    “Este es un cargo que se reviste de una complejidad enorme, debido a todas las materias políticas y jurídicas que se manejan. Un Fiscal genera resistencia, e incluso odios que provocan esta inestabilidad”.


  • Mauricio Pava Lugo Socio de Pava Lugo y miembro de CEJ

    “Por ahora, nombraron a un gran funcionario, con mucha trayectoria, que dará frente a una difícil situación. El presidente presentará una terna en momentos electorales bastante difíciles”.

 

Guillermo Mendoza Diago fue el fiscal encargado con más tiempo al frente de la entidad. En dialogo con AL explicó que “este es un cargo sumamente complicado, en el que se generan mucha resistencia y odios; por eso la figura del fiscal general es tan delicada y se presta a este tipo de situaciones”.

Sin embargo, la renuncia del Martínez Neira se produce en un momento muy complicado para el Gobierno Duque. A menos de 10 semanas de cumplir su primer año en la Casa de Nariño, la implementación del Acuerdo de Paz; las denuncias de los magistrados de las Altas Cortes sobre presiones e interceptaciones ilegales y el fallido debate de las objeciones a la Ley Estatutaria de la JEP han hecho que este año sea turbulento.

La decisión que tome el presidente frente a la resolución de la extradición del caso Santrich y la conformación de la terna para escoger a un nuevo director de la Fiscalía serán determinantes para recomponer un año cargado de polarización.

Mauricio Pava Lugo, penalista y miembro de la Corporación Excelencia a la Justicia, recalcó que por ahora hay un parte de tranquilidad inicial al interior de la Fiscalía porque “fue nombrado un gran funcionario, de gran trayectoria, que dará conocimiento y ponderación, el presidente tendrá que presentar una terna e iniciará todo el proceso de elección, en momentos políticamente complejos”.

Causas y Consecuencias

Desde que entró en funcionamiento la JEP se produjo un distanciamiento entre las dos entidades sobre las competencias de cada una.

El caso Santrich y las objeciones que formuló el fiscal a la Ley Estatutaria de la JEP generaron un debate en el que se vieron involucrados varios actores internacionales.

La tensión entre las cortes siguió creciendo después de que la Corte Constitucional le otorgara competencia a la JEP sobre la situación del exlíder guerrillero.

Gracias a esto, la entidad le solicitó al gobierno de Estados Unidos y a la Fiscalía que compartieran las pruebas del suceso para poder tomar una decisión en derecho sobre los supuestos delitos de Santrich.

El pasado 1 de marzo, el gobierno estadounidense se negó a aportar copias del expediente. La decisión fue aprobada por la Fiscalía General.

Sin embargo, esto provocó que la JEP no solo no extraditara a Santrich, sino que compulsó copias a la Judicatura para investigar las acciones del fiscal.

Martínez Neira calificó esa situación como antijurídica y alegó que “Mi conciencia y mi amor por el Estado de Derecho me impiden acatar esta decisión, por eso decidí presentar mi renuncia irrevocable”.

La renuncia del fiscal también podría ocasionar un ambiente de incertidumbre, sin embargo, Carlos Sepúlveda decano de Economía del Rosario, dijo que “tendría que ser un ambiente de incertidumbre muy fuerte para generar inestabilidad”.

Algunos analistas sostuvieron que el país está viviendo una situación parecida a principios de 2010, cuando los choques entre Cortes y Gobierno provocaron nombrar cuatro fiscales en menos de dos años.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.