Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa lunes, 17 de marzo de 2014

El Centro Democrático, por su nombre, es un nuevo movimiento, pero por sus protagonistas es un grupo reconocido, empezando porque su líder es el expresidente Álvaro Uribe, quien lo creó con la intención de llegar al Senado, ya que no puede aspirar a una segunda reelección presidencial. 

Detrás de su candidatura al Congreso llegaron reconocidos personajes. Por ejemplo, en Caldas lo siguen Óscar Iván Zuluaga, candidato a la Presidencia, los excongresistas Adriana Gutiérrez y Luis Alfonso Hoyos. Su argumento es que el presidente Santos se robó y traicionó los ideales de la U, basados principalmente en la seguridad democrática.

El impacto en Caldas fue casi inmediato. El diputado Luis Fernando Gómez, oriundo de Marquetalia y hoy presidente de la Asamblea, fue el primero en decir públicamente que a pesar de haber sido elegido por la U, sus raíces eran uribistas y que lo respaldaría, independiente de si la U lo sanciona por doble militancia. Su paisano Hugo Hernán González, dos veces alcalde del municipio, se montó en el mismo bus y aceptó ser candidato a la Cámara.

En los municipios seguidores de la U y el uribismo quedaron entre la espada y la pared. En La Dorada el tradicional movimiento del Pueblo y la U, aliados de vieja data, partieron cobijas. En Pensilvania, tierra de Zuluaga y de Hoyos, la gente estaba confundida.

En todo caso con la aparición del Centro se preveía una sacudida, principalmente en la U y el conservatismo. Sin embargo, antes del domingo las cosas no pasaban de expectativa, y los otros partidos parecían seguros de que no se les escaparían votos y menos las curules.

El sacudón resultó ser un terremoto. Los antiguos hermanos se dieron duro electoralmente. La U le ganó por escaso margen al Centro Democrático, que en todo caso no dejó dudas de que en Caldas, como en otras regiones, sigue el afecto por el uribismo.

Un senador, Carlos Felipe Mejía, y un representante, Hugo Hernán González, además de un inesperado caudal electoral le dan fortaleza a un movimiento, que ha basado su campaña en ataques verbales de Uribe a Santos por el proceso de paz, entre otros.

Proyección
Se acercan los comicios para presidente el 25 de mayo próximo, y el Centro Democrático, avalado por firmas, se ve envalentonado con sus 19 senadores.

Su apuesta presidencial es Óscar Iván Zuluaga, que fue ministro de Hacienda de Uribe, quien sin embargo apenas mantiene un promedio de 8% de aceptación en el mar de encuestas.

¿Será que los resultados del domingo lo dispararán en las encuestas? Sin contar que algunos hablan de posible alianza con el conservatismo para que se remplace a Zuluaga por Marta Lucía Ramírez, o una coalición con la Alianza Verde para ir con Enrique Peñalosa, visto como un aliado de Uribe.

El destino del Centro en las elecciones de alcaldes, concejales, gobernadores y diputados parece ligado a los resultados para presidente. Un triunfo le podría abrir opciones en lo local, como cuando Uribe era presidente por la U que se conquistaron decenas de alcaldías. Una derrota tal vez le corte el viaje al impetuoso movimiento y su impacto no sea tan fuerte en los comicios de octubre del 2015.

Visión
Adriana Gutiérrez, del Centro Democrático:

"Como una organización naciente estamos estructurando la organización en los municipios y empezando a trabajar y respaldar la candidatura de Óscar Iván fuertemente. Estamos convocando a los caldenses a que nos unamos en esta causa, es la primera vez que Caldas tiene la oportunidad real de tener un presidente y eso se debe convertir en una causa más que política de departamento, de sentido de pertenencia". Sobre la búsqueda de Asamblea y alcaldías dice: "Claro, como toda organización política quiere tener todos esos espacios cubiertos. Se vería con quién se puede trabajar".

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.