Archivo

Andrea del Pilar Mancera - amancera@larepublica.com.co Miércoles, 27 de junio de 2012

El caso se centra en irregularidades en la celebración de dos contratos de arrendamiento que realizó el ex director de Fondelibertad, Harlan Andrés Henao Serna.

El predio se ubica en un lote de Fontibón y su contrato no estaba soportado en estudios previos que determinaran su conveniencia.

Por lo anterior, la Contraloría General de la República imputó cargos de responsabilidad fiscal contra Henao Serna, por un presunto detrimento patrimonial por $1.230 millones.

Además, la entidad de vigilancia y control imputó cargos de responsabilidad fiscal al supervisor de este contrato de arrendamiento, José Barón Ardila, por un presunto detrimento patrimonial de $666 millones. La Contraloría también embargó sus bienes.

Según los expertos, estos embargos se realizan con el fin de asegurar algunos dineros llegado el caso de que se deba indemnizar. Se trata de un seguro que tienen las entidades de vigilancia para asegurar alguna devolución.

Adicionalmente, la Contraloría General de la República determinó un pago indebido e innecesario de $127.833.333, al verificar que en desarrollo de un contrato de 2008, suscrito por el entonces director de Fondelibertad, Harlan Andrés Henao Serna, durante nueve meses y 25 días, mediante el cual se canceló un canon mensual de arrendamiento de $13 millones por un inmueble en Bogotá que no prestaba utilidad alguna, pues durante este tiempo estuvo desocupado y sin mobiliario. En esta situación, la Contraloría imputó cargos de responsabilidad fiscal contra Henao Serna y el supervisor del contrato No. 17 del 10 de marzo de 2008, William Vargas Ardila. Y se decretó medida de embargo sobre los bienes de ambos.

Según datos de la Contraloría General de la República, los contratos que dieron origen a las imputaciones son:

1. Contrato de arrendamiento de lote en Fontibón.

Se celebraron dos contratos de arrendamiento por parte del ex director de Fondelibertad, sobre un inmueble 'Lote', ubicado en Bogotá, en la Carrera 113A Nº 28-15 y/o avenida del Ferrocarril Occidente Nº 114-65, con el fin de ser utilizado por las entidades en la lucha contra los delitos que atentan contra la libertad personal o las que determine.

El contrato no estaba soportado en unos estudios previos, ni ofrecía las condiciones de infraestructura adecuadas.

2.Contrato de arrendamiento Casa La Merced, en Bogotá.

Inmueble situado en la Diagonal 35 Nº 5A-40 de Bogotá. Iba a ser destinado para el funcionamiento de oficinas. Contrato por $126 millones, pactando como canon mensual de arrendamiento la suma de $13 millones de pesos.