Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ripe sábado, 15 de marzo de 2014

El fichaje de Neymar no es el único traspaso que está dando de qué hablar en el fútbol español, en el que los jueces parecen dispuestos a imponer transparencia en estos movimientos millonarios en los que las cifras no siempre están claras.

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Madrid acaba de condenar al Getafe a pagar 731.250 euros a su exjugador Derek Boateng, es decir, el 15% del valor de su traspaso al club ucraniano Dnipro en junio de 2011.

La normativa sobre deportistas profesionales y el convenio colectivo del fútbol reconocen que los jugadores tienen el derecho a percibir 15% del valor bruto de su traspaso definitivo a otro equipo y, salvo pacto contrario, es el club de destino el que tiene que hacer frente a este pago. Para evitar polémicas sobre el coste total del fichaje, esta cantidad ya se contabiliza en el precio total de la operación. Aunque esta normativa parece estar muy clara, el problema surge cuando el traspaso se hace entre un club español y uno extranjero. Es el caso de Boateng, que pasó del Getafe al Dnipro, con un contrato valorado en US$6,8 millones. El equipo ucraniano se negó a pagar la prima de 15% al jugador, alegando que él no estaba sujeto al convenio español del fútbol. Entonces, Boateng le reclamó esa cantidad al Getafe, que se negó a desembolsar los US$970.000 porque, según la normativa vigente, es el club comprador el que tiene que hacer efectivo el pago.

Finalmente, el TSJ de Madrid ha dado la razón al futbolista y reconoce que los equipos extranjeros no están sujetos a las reglas que imperan en España y, por tanto, son los clubes nacionales quienes tienen que hacer frente al sobrecoste de los fichajes, según explica Maheta Molango, asociado del área de deportes de Baker & McKenzie y exfutbolista profesional (Atlético de Madrid).

Albert Luque y Roy MaKaay son otros de los futbolistas que tienen casos similares en el tribunal español.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.