Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co miércoles, 16 de septiembre de 2020

Los trabajadores tienen el derecho a no recibir llamadas o correos que tenga que ver con el trabajo fuera del horario laboral

Una de las mayores quejas por cuenta de la cuarentena o el aislamiento preventivo son las extensas jornadas laborales que han tenido que asumir algunos trabajadores por cuenta del home office o el teletrabajo. Respetar los horarios de la jornada laboral es el principal problema registrado en los últimos meses y ante eso el representante Rodrigo Lara presentó el proyecto de "Desconexión Laboral y Respeto por la Vida Familiar y Personal", que fue aprobado por unanimidad en la Comisión VII de Cámara de Representantes.

El propósito de esta iniciativa es "evitar la transgresión de los límites entre el ámbito laboral y los espacios de descanso y familiares, velando así por la salud física y mental de los trabajadores".

El representante Rojas indicó que con esto se busca salvaguardar la salud física y mental de los trabajadores.

‘’Según la OIT, una de cada 5 empleados en Colombia padece estrés y fatiga por sobrecarga laboral y se espera que en medio de la pandemia esta cifra esté disparada. La Andi ayer publicó un informe que muestra que más de 57% de los trabajadores colombianos asegura que su jornada laboral aumentó a más de 8 horas diarias tras la pandemia", dijo Rojas.

Y agregó: "La sobrecarga laboral está costándole a las empresas colombianas alrededor de $200.000 millones al año".

En palabras más claras, el representante explicó con este proyecto de ley, que ahora a segundo debate en plenaria de Cámara de Representantes, los trabajadores tienen el derecho a no recibir llamadas, mensajes de Whatsapp o correos que tenga que ver con el trabajo fuera del horario laboral. También tendrán derecho a no responder hasta el día siguiente sin que el empleador tome acción en su contra, como por ejemplo, hacer un despido, enviar memorandos o sobrecargar la jornada ordinaria del empleado.

Por último, el proyecto establece "la obligatoriedad para empresas y entidades públicas de contar con una política de desconexión laboral que incluya un protocolo de desconexión digital. Su inobservancia podría constituir una conducta de acoso laboral".

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.