Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Simón Granja - sgranja@larepublica.com.co Lunes, 1 de septiembre de 2014

Aunque el tenis no es un deporte tan popular en Colombia, exponentes como el pereirano Santiago Giraldo encuentran en este una oportunidad de negocio, que ahora la aprovechará tras lograr el registro de su marca Santigiraldo. Según el gerente administrativo de la Federación Colombiana de Tenis, Carlos Ortiz, el tenista clasificado en la posición 30 del ránking de la ATP, “se ha convertido en un icono de este deporte no solo nacional, sino internacionalmente”.

La Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) informó que permitía el registro de la marca Santigiraldo para distinguir productos de aseo personal, prendas de vestir como zapatos, camisas, sudaderas y artículos deportivos.

El joven de 26 años es ahora propietario, no solo de varias copas y reconocimientos de los torneos en los que ha participado, sino también de su propio signo distintivo que utilizará para, en palabras de su hermana y manager , Carmiña Giraldo “democratizar el tenis”.

Carmiña explicó que la solicitud de este signo distintivo tiene como objetivo promover y divulgar este deporte y cuando habla de democratizarlo, se refiere a “que el tenis es un deporte elitista de alto costo, por tal razón, lo que buscamos con este proyecto es generar que niños de bajos recursos encuentren en el tenis una oportunidad de crecimiento, que aprendan del deporte y que tengan a Santi como un ejemplo a seguir”.

El consultor de marcas Felipe López explicó que “figuras públicas como Santiago Giraldo se convierten en modelos que la juventud quiere ser. Pero los deportistas cuando registran una marca tienen como objetivo los patrocinadores como casas deportivas (Nike, Adidas, Reebok, Puma) o proteger su nombre de actos parasitarios”.

Ante esto, Carmiña explicó que la marca no solo servirá para la línea de ropa que tenga el logo de Santigiraldo sino para generar una imagen que se mantenga en la línea de pensamiento del proyecto. “Lo que comercialicemos a través de esta marca (las camisetas, los tenis, las gorras) serán a un costo accesible para el público y de excelente calidad, y además un porcentaje de lo recaudado de las ventas estará destinado a sustentar la Fundación Santigiraldo, que es el otro proyecto que estamos realizando”.

Para Ortiz, “las empresas no ven el suficiente retorno publicitario en el tenis. No es algo que comercialmente puedan sustentar. Mientras los deportistas no estén en el top 50 o 20, no los van a apoyar, mientras más tenistas tengamos en el top 100 tendremos más patrocinadores”.

“Nosotros queremos que la empresa privada se vincule con el tenis y con los niños, entonces la fundación funcionará como un proyecto de responsabilidad social que promueve el tenis como un deporte para todo el mundo”, añadió Carmiña.

López explicó que la legalización de marcas para deportistas “es una muy buena estrategia de mercadeo, más allá de los beneficios comerciales que tiene, genera mucha fidelidad dentro de su fanaticada”.

Otra de las clases en la que se registró la marca, además de ropa, distingue los servicios de escuelas de formación y organización de eventos “puesto que creamos un espacio para también enseñar cómo crear torneos que permitan a los jóvenes sumar puntos para llegar a ser grandes deportistas y educarlos en la cultura del deporte”, asegura Carmiña.

López explicó que “es importante que el deportista que registra su nombre como marca demuestre un alto desempeño. En el momento en el que el deportista deje de rendir, la marca caerá”.

Tenista Santiago Giraldo
Este joven deportista de 26 años nacido en Pereira ha ocupado el puesto número 30 dentro del ranking ATP(Asociación de Tenistas Profesionales) , es decir, dentro de los mejores del mundo. Es el colombiano que más alto ha llegado en toda la historia en la clasificación mundial profesional. A nivel latinoamericano es el tercero y ha sido el primer tenista masculino en la historia de Colombia en clasificar a unos Juegos Olímpicos.

Como juvenil fue número uno de Colombia y de Suramérica en las categorías Sub 14 y Sub 16.