Colprensa

Colprensa Domingo, 20 de marzo de 2016

“Hace pocos minutos apoyamos la liberación de un cabo del Ejército Jair Villar que estaba en poder del ELN desde el pasado 3 de febrero”, señaló el organismo.

A las nueve de la mañana inició el operativo para buscar la liberación del cabo del Ejército Jair de Jesús Villar, secuestrado el pasado mes de febrero.

La noticia fue confirmada a través de las redes sociales por el arzobispo de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve:

“A las 9 a.m.iniciamos vuelo hacia el lugar determinado en las coordenadas para la entrega por ELN del Cabo Villar y traerlo a base militar”, dijo en @arzobispodecali.

La liberación fue anunciada ayer sábado por el Arzobispo, quien en la tarde se reunió con la Cruz Roja para coordinar la logística. A la reunión también asistió el sacerdote Darío Echeverry.

Aún se desconoce a dónde será llevado el uniformado después de su regreso a la libertad.

La esposa del cabo Villar, Janeth Rodríguez, dijo sentirse “agradecida con la intervención de la iglesia y de los organismos humanitarios”.

Villar quien es de origen tolimense, será entregado en cercanía al municipio de Segovia, en el departamento de Antioquia, muy cerca de donde fue secuestrado. Por información sobre su paradero, el Ejército ofrecía una recompensa de $100 millones.

Este sábado, el presidente de la República, Juan Manuel Santos, condicionó nuevamente el inicio de la fase pública de los diálogos de paz con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) a la liberación del cabo Jair de Jesús Villar y del ingeniero Ramón José Cabrales, que permanecen en su poder desde hace varios meses.

Desde Barichara (Santander) el jefe de Estado dijo que dio 24 horas al ELN para que libere al cabo Villar, secuestrado hace 45 días, y al ingeniero Cabrales, plagiado desde seis meses y medio.

“La Iglesia nos informa, y yo di la autorización, para que con el Comité Internacional de la Cruz Rojas, el ELN entregue al cabo Villar, espero que lo haga en las próximas 24 horas. Es un gesto positivo en la dirección correcta”, dijo el jefe de Estado.

Santos agregó: “Después de dos años (de conversaciones de paz con el ELN), pasamos a una fase pública, y puedo decir que vamos a la fase pública pero no comenzaremos esa fase pública sin esas liberaciones”.

No obstante, el primer mandatario cuestionó que mientras el ELN habla de paz, al mismo tiempo hostigó el puesto de Policía en Concepción, Norte de Santander. “La gente se pregunta ‘a que están jugando’. Yo tengo la respuesta: están jugando a decir ‘seguimos vivos’, pero ellos saben perfectamente que no tienen alternativa: o se suben al bus de la paz o terminan en una tumba o en una cárcel, por eso podemos decir que la paz va a ser con todos los grupos al margen de la ley”.