Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Johnny Giraldo López - jgiraldo@larepublica.com.co Sábado, 15 de septiembre de 2018

Entidad formuló pliego de cargos contra Episol, Corficolombiana y Odebrecht

La Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) formuló un pliego de cargos dividido en tres imputaciones contra varias de las empresas y personas naturales que participaron en la licitación SEA-LP-001 de 2009, más conocida como el segundo tramo de la Ruta del Sol. Según el superintendente, Pablo Felipe Robledo algunas de las organizaciones pudieron haber participado en prácticas anticompetitivas.

La investigación estuvo a cargo del Grupo Élite contra Colusiones de la SIC, que incluyó dentro su material probatorio los testimonios de Luiz Antonio Bueno Júnior, director de Odebrecht en Colombia, y Gabriel Ignacio García Morales, exviceministro de Transporte y quien ingresó al Programa de Beneficios por Colaboración como delator después de haber recibido un soborno por US$6,5 millones de la multinacional.

Imputación 1

Durante el periodo 2009-2014, Odebrecht dio sobornos por un monto de US$11 millones a varios funcionarios encargados de adjudicar el segundo tramo de la Ruta del Sol. Los desembolsos se dieron por medio de un segmento de la multinacional dedicado a este propósito llamado ‘División de Operaciones Estructuradas’.

Con base en la denuncia instaurada por Luiz Antonio Bueno Junior, Luiz Antonio Mameri y Luiz Eduardo Da Rocha en la Fiscalía el año pasado, la Superindustria determinó que el director de Odebrecht en el país habría acordado con José Elías Melo, hacer el soborno mencionado al exviceministro a nombre de Corficolombiana y, después de hacer la transacción, dividirse el costo mínimo a lo largo del proyecto.

El director de Odebrecht en el país confesó que los US$6,5 millones consignados al exfuncionario del Gobierno se mandaron vía ‘offshore’, por lo que fue necesario restituir los fondos con las empresas Concesionaria Ruta del Sol, Episol y Corficolombiana a través de desembolsos por obligaciones contractuales derivadas de ‘asistencia técnica’ tipo fachada.

“Por estos motivos, la Superindustria imputó a las empresas, Constructora Norberto Odebrecht S.A, Odebrecht Investimento Em Infraestrutura Ltda, Corporación Financiera S.A, Estudios y Proyectos del Sol, Concesionaria Ruta del Sol S.A.S y Gabriel Ignacio García Morales”, aseguró Robledo.

Imputación 2

El ente marcario pudo determinar que Corficolombiana y el Grupo Aval ocultaron el conflicto de intereses que existía entre Diego Fernando Solano Saravia, vicepresidente de planeación del Grupo Aval, y María Victoria Guarín, quien era alta funcionaria de Financiera Internacional (IFC).

“IFC fue el organismo seleccionado por la entidad contratante para llevar a cabo la estructuración de la licitación. En ese entonces, Guarín era la esposa de Diego Fernando Saravia y ocultaron ese vínculo al tramitar sus expectativas sobre el proyecto”, indicó Robledo.

Como prueba del conocimiento que tenían los actores de este conflicto, la Superindustria mencionó correos electrónicos entre José Elías Melo y Luis Carlos Sarmiento, presidente del Grupo Aval, en que el primero le informa la situación a Sarmiento y este le expresa su interés en mantenerse al tanto.

A raíz de estos hechos, la entidad marcaria imputó a las empresas Corporación Financiera Colombiana S.A (Corficolombiana), Estudios y Proyectos del Sol S.A (Episol) y al Grupo Aval Acciones y Valores S.A.

Imputación 3

Odebrecht tenía plena conciencia del carácter irregular de los encuentros entre Manuel Ricardo Cabral, director del contrato para el proyecto Ruta del Sol II, y María Victoria Guarín. Dichas reuniones, prohibidas por el reglamento de la IFC, habrían servido para generarle ventajas a la promesa de sociedad futura concesionaria Ruta del Sol integrada por Odebrecht, Episol y CSS Constructores.

“Como consecuencia de las reuniones, la funcionaria modificó los pliegos de condiciones del proceso de selección con el propósito de atender las expectativas de Odebrecht”, añadió el Superintendente.

Por estos hechos, la entidad imputó a Constructora Norberto y Odebrecht Investimento Em Infraestrutura.