Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa Miércoles, 16 de octubre de 2013

Luego de que un grupo de especialistas de Medicina Legal volvieran a revisar al gobernador de La Guajira, Juan Francisco Gómez Cerchar, más conocido como ‘Kiko’ Gómez, y determinarán su buen estado de salud, la indagatoria por sus supuestos nexos con paramilitares continúa en el búnker de la Fiscalía.

Se estima que la diligencia, que está en manos de un Fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ), se realice también hoy y mañana.

En el interrogatorio, el Gobernador deberá responder las inquietudes que permitan determinar si en verdad es responsable de los delitos por los que se le señala.

En ese sentido, la fiscal delegada ante la CSJ, Martha Lucia Zamora, explicó que el procedimiento se realiza por los cargos de concierto para delinquir agravado, presuntos vínculos con grupos al margen de la ley y dos homicidios.

Zamora además añadió que el ente acusador decidió vincular al Gobernador al proceso porque “se tienen las pruebas suficientes” que indican su presunta responsabilidad. “Son, en su mayoría testimoniales, entre los que se encuentran víctimas y paramilitares. En el procedimiento se pondrán en conocimiento al señor Gómez”.

Dos ‘exparas’ lo acusan
Fuentes del ente acusador señalan que entre las pruebas en contra del Gobernador están las declaraciones de los jefes paramilitares Salvatore Mancuso Gómez (extraditado) y Arnulfo Sánchez González, alias ‘Pablo’ y hasta hace poco jefe de bandas criminales en La Guajira, quienes habrían corroborado los nexos del detenido funcionario con grupos de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

Según ha trascendido, Mancuso habría afirmado conocer a Gómez Cerchar por intermedio del extraditado narcotraficante y exsenador Samuel Santander Lópesierra, conocido como ‘El hombre Malboro’, quien según él tuvo dos reuniones en Córdoba y Sucre con el desaparecido jefe paramilitar Carlos Castaño.