Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Bloomberg sábado, 11 de mayo de 2019

Cole está defendiendo a la empresa contra los cargos de que estafaron a al menos cuatro bancos al ocultar negocios en Irán

Los fiscales de Estados Unidos en un caso de alto perfil contra Huawei Technologies Co. buscan descalificar al abogado principal de la compañía, diciendo que tiene un conflicto de intereses derivado de su antigua función como segundo al mando en el Departamento de Justicia.

James M. Cole debe ser excluido del equipo de defensa del fabricante chino de teléfonos inteligentes porque tuvo acceso a investigaciones clasificadas que parecen estar relacionadas con Huawei durante su permanencia de cuatro años bajo el cargo del entonces Fiscal General Eric Holder, dijeron los fiscales.

En un memorándum archivado el viernes, se negó a retirarse del caso a pesar de tener un “conflicto de intereses obvio” que le daría una ventaja injusta, de acuerdo con la presentación ante un tribunal federal en Brooklyn, Nueva York.

Cole está defendiendo a Huawei y a una filial de Estados Unidos contra los cargos de que estafaron a al menos cuatro bancos al ocultar negocios en Irán y violar las sanciones de Estados Unidos. Meng Wanzhou, la directora financiera de Huawei, quien también está acusada en el caso, sigue en libertad bajo fianza en Vancouver mientras ella lucha contra la extradición a los Estados Unidos.

Cole, como socio de Sidley Austin LLP, ha representado a Huawei desde al menos abril de 2017, cuando los EE. UU. Notificaron citaciones a la compañía durante su investigación, según los fiscales. Se reunió con los fiscales de Brooklyn en octubre de 2018 para hablar sobre la investigación de Huawei y se reunió con ellos nuevamente en enero, después de que Wanzhou fue arrestado por las autoridades canadienses a instancias de los Estados Unidos.

“El trabajo de Cole sobre estos asuntos relacionados crea el riesgo real de que incumpla su deber de confidencialidad con el Departamento de Justicia al confiar en la información que obtuvo al representar al departamento en el curso de su representación de los acusados”, según la presentación de la solicitud de los Estados Unidos.

El abogado mantuvo su decisión de no recusarse en una carta a los fiscales el 6 de marzo. “Hemos considerado cuidadosamente el material que nos mostró y no pudimos determinar que necesito ser descalificado”, escribió, según los fiscales.

Kellie Mullins, una portavoz de Sidley Austin, no tuvo un comentario inmediato.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.