Colprensa Domingo, 27 de marzo de 2016

Con la determinación, habrá plazo hasta el 3 de abril a las 5 de la tarde para que los interesados en ocupar el cargo se presenten. Tendrá que ser un colombiano de nacimiento, abogado, sin antecedentes ni condenas y con 15 años de experiencia como mínimo en la Rama Judicial y en cátedras.

De los aspirantes  que se presenten, Santos escogerá en dos días la lista definitiva, en la cual podrá incluir nombres. Luego se darán cinco días para que la ciudadanía presente observaciones a los mismos, luego Santos los entrevistará y luego sí dará a conocer una terna que será enviada a la Corte Suprema de Justicia.

Esta Corporación, contrario a lo esperado, llenó sus siete plazas vacantes y una más que queda disponible este lunes con el vencimiento del periodo del magistrado Leonidas Bustos quien, cabe decir, era un gran amigo personal de Montealegre. Allí, la Corte deberá hacer entrevistas y luego entrar en Sala Plena a votar: se necesitarán 16 votos, de 23 posibles, para elegir nuevo fiscal.

Esto podría tardar un mes largo, tiempo en el cual Perdomo continuará con la gestión de la Fiscalía de Montealegre que terminó su periodo anunciado una noticia crucial: la imputación de cargos a la Cúpula del ELN, los integrantes del Comando Central (Coce), incluido su máximo cabecilla, Nicolás Bautista, alias ‘Gabino’.

La imputación de cargos, es la primera contra la cúpula de una organización insurgente que se hace por delitos de competencia de la Corte Penal Internacional: Se les imputarán los delitos de actos de terrorismo, ataque contra obras e instalaciones que contienen fuerzas peligrosas, utilización de métodos de guerra ilícitos, destrucción del medio ambiente y homicidio en persona protegida.

Esto, como crímenes de guerra, por los atentados a la infraestructura petrolera, especialmente del Caño Limón Coveñas, que en palabras de Perdomo han implicado el derrame de 3,5 millones de barriles de petróleo, costos para el país de $65 billones y un daño ambiental estimado en $73 billones más.

Para esta imputación, la primera de varias macroimputaciones que vienen contra el Coce se utilizará los cuestionados informes realizados por la firma Springer Von Schwarzenberg Consulting Services, objeto de debate por su millonario costo y la supuesta falta de competencia de la analista Natalia Springer para hacerlos.

No obstante, Montealegre defendió hasta su último día a Springer y se anunció que la documentación entregada por dicha firma es de “vital importancia para la demostración de los hechos imputados, así como para la determinación del carácter de crímenes de guerra de las conductas imputadas a los miembros del Comando Central del ELN”.

El pulso de la gestión de Montealegre no terminará con su periodo pues sus posiciones jurídicas seguirán en estudio en la Corte Constitucional en dos frentes. Una, con la demanda que presentó en contra de la Reforma de Equilibrio de Poderes, que tendrá audiencia pública el próximo miércoles; y con su posición en el marco del debate del Plebiscito por la Paz según la cuál los acuerdos alcanzados con las Farc en Cuba no tienen que ser sometidos a consulta popular.

Entre tanto, Perdomo deberá asumir la Fiscalía en un momento crucial pues la negociación en La Habana se ha prolongado más de lo estimado inicialmente y se han generado algunos choques políticos con el uribismo tras la captura de Santiago Uribe. De hecho, una de las últimas acciones del Fiscal Montealegre fue acudir a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en  Washington (Estados Unidos), para aclarar que su administración no ha ejercido persecución política alguna contra los integrantes del Centro Democrático.

“A raíz de las denuncias del Centro Democrático sobre una presunta persecución de las autoridades judiciales, he decidido comparecer ante la Cidh a entregar pruebas y documentos en los que se deja constancia de que no hay ninguna persecución por parte de la justicia a la oposición en Colombia”, manifestó el fiscal General el pasado 22 de marzo.

Los retos de la Fiscalía en 2016
Quien asuma el cargo, como titular o como encargado, tendrá tareas mayores de inmediato. Este año la Fiscalía tendrá que acompañar la creación del Tribunal Especial para la Paz, en caso de una eventual firma del proceso con las FARC, en La Habana (Cuba).

Según datos oficiales consultados en la Fiscalía, tan solo contra civiles hay más de 1500 investigaciones que estarían enmarcadas dentro del conflicto armado. Este tipo de procesos tendrían que ser puestos en conocimiento del Tribunal Especial, en caso de que los involucrados deseen someterse a este tipo de justicia.

Igualmente, a integrantes de las Farc la Fiscalía les adelanta 11.000 procesos por diferentes delitos, los cuales también serían puestos en conocimiento de la Jurisdicción Especial para la Paz. Y si la guerrilla del ELN decide firmar en el mismo o en otro proceso, podrían sus miembros también someterse a este tipo de justicia, el ente acusador tendría que compulsar copias por más de 15 mil procesos adicionales.

Por otra parte, la Fiscalía tendrá que resolver procesos de relevancia nacional como, el caso contra el expresidente de la Federación de Fútbol, Luis Bedoya; la presunta relación de Santiago Uribe con paramilitarismo; la señalada red de prostitución masculina dentro de la Policía Nacional; otras denuncias contra el general de ese cuerpo Rodolfo Palomino y el proceso por acoso sexual y maltrato laboral contra el exdefensor del Pueblo Jorge Armando Otálora.