Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa viernes, 23 de mayo de 2014

Por lo menos dos horas duró el interrogatorio a Luis Alfonso Hoyos, exasesor espiritual del candidato Óscar Iván Zuluaga, quien fue vinculado formalmente a la investigación por las interceptaciones ilegales a correos del Gobierno y negociadores de paz en la Habana, Cuba.

Aunque la Fiscalía no le permitió a Hoyos que hablará a los medios de comunicación, ni que fuera registrado por las cámaras de video y de fotografía puesto que salió escoltado por el CTI por una puerta a la que no tiene acceso la prensa, se pudo establecer que Hoyos se abstuvo de responder las preguntas del fiscal y, por el contrario, se reservó su derecho a guardar silencio.

La diligencia se realizó en el búnker de la Fiscalía a puerta cerrada y estuvo en manos de un fiscal delegado ante el CTI, unidad que adelanta las pesquisas del caso.

Lo que sí se tiene claro es que el exasesor tenía que extender su declaración jurada sobre cuál fue su relación con el presunto hacker Andrés Fernando Sepúlveda.

Además, tenía que explicar por qué decidió acudir a un medio de comunicación en vez de la Fiscalía para entregar una presunta información sobre el Gobierno y la guerrilla de las Farc.

Hoyos tenía que revelar cómo y en dónde conoció a Sepúlveda, además de anunciar si conocía el trabajo del hacker y el destino de la información que él manejaba. Sepúlveda se encuentra detenido en el búnker de la Fiscalía por violación ilícita de comunicaciones, interceptación y espionaje.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.