Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co Viernes, 27 de octubre de 2017

El exsenador logró un preacuerdo con la Fiscalía

El caso de Odebrecht, uno de los escándalos de corrupción más controvertidos de los últimos años en Colombia y otros países vecinos, dio un nuevo giro esta semana luego de que la Fiscalía General de la Nación anunció que firmó un preacuerdo con Otto Bula, quien sería la pieza clave que vincula a varios empresarios y políticos en la red de corrupción, pues el excongresista viene rindiendo declaración directa contra 12 personas y de forma indirecta contra otras siete.

Según informó el ente acusador, Bula logró un preacuerdo por medio del cual se pactó que deberá pagar 5,5 años de cárcel (66 meses) y devolverá $6.800 millones a las autoridades. Adicionalmente, el exsenador aceptará los delitos de lavado de activos, enriquecimiento ilícito y cohecho.

Bula presuntamente habría recibido US$4,5 millones de la firma de construcción brasileña Odebrecht a cambio de facilitar la firma del otrosí con el que se adjudicó la vía Ocaña-Gamarra a la empresa sin que mediara licitación en el proceso.

Como parte del preacuerdo con la Fiscalía, el exsenador firmó un pagaré por $2.198 millones que deberá cancelar en un plazo no mayor a 18 meses. Bula ofreció como parte del pago entregar una finca en Córdoba llamada La Bomba, avaluada en $4.400 millones, y que figura a nombre de Agropecuaria El Central, compañía que es propiedad de Bula.

Por el momento, el preacuerdo deberá ser estudiado por un juez segundo especializado de Bogotá, quien dará a conocer su determinación frente al caso el próximo 20 de noviembre.

Por su parte, la Contraloría manifestó su preocupación tanto por la forma en que se determinó el avalúo del inmueble, como por el destino del dinero de la multa, ya que considera que la entidad que representa los intereses patrimoniales del Estado debería recibir dicho monto.