Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

José David Castilla viernes, 2 de noviembre de 2018

Los bienes fueron entregados a la Unidad Administrativa Especial para reparar a las víctimas del paramilitarismo

Siete predios de alias Don Mario, avaluados en $8.000 millones, entraron en procesos de extinción de dominio. La Séptima Brigada, informó que estos terrenos fueron adquiridos gracias al narcotráfico que constituyó el emporio de poder de Rendón Herrera.

Un predio de 290 hectáreas, ubicada en el municipio de San Martín, en el departamento del Meta, es el terreno de mayor extensión que se disputará en el proceso de extinción de dominio. Este inmueble fue bautizado como La Trinidad, (en honor al catolicismo reinante con el que fue criado el narcotraficante), y según informó la Fiscalía, el terreno cuesta $1.740 millones, según el avalúo comercial.

Los otros tres predios de mayor valor se encuentran en la vereda La Guardiana y su costo se aproxima a los $4.200 millones. El general Jairo Fuentes Sandoval informó que los terrenos intervenidos se denominan Rancho Santa Teresa, Puerto Camoa y Los Remansos, este último recibió el mismo nombre que un bolero interpretado por el dueto Silva y Villalba.

Las autoridades afirmaron que todos los inmuebles intervenidos en el proceso de extinción de dominio serán entregados a la Unidad Administrativa Especial Atención Reparación de Víctimas, para resarcir los daños causados a las víctimas de los años dorados del narcotráfico y el paramilitarismo en Colombia.

Don Mario fue uno de los fundadores de la banda criminal y paramilitar denominada Clan del Golfo y las autoridades le atribuyen delitos que dejaron como víctimas a más de 6.000 personas, quienes fueron secuestrados, torturados, asesinados o desaparecidos.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.