Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa Martes, 27 de septiembre de 2016

Según informó la Fiscalía, el juez le reconoció a Arias y Luengas el 3 % de los bienes que entregaron, y podrán conservar dicho porcentaje, al acogerse a una sentencia anticipada de extinción de dominio, teniendo en cuenta su colaboración con el proceso, que los relaciona con las irregularidades en los recobros hechos a las Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian).

La mayor parte de los activos aparecen a nombre Diana Ochoa, su esposa; de sus padres; de sus dos hijos y de un puñado de testaferros.

Entre los bienes que ahora serán administrados por el Estado se sobresale Grupo Aliados S.A.S y Grupo Empresarial L.R S.A.S, empresas que fueron construidas para darle apariencia de legalidad a los dineros obtenidos ilícitamente de la importación ilegal de material de chatarra.

En 2015, James Francisco Arias Vásquez aceptó ante un juez de Garantías su participación en el desfalco a través de registros ilícitos de importaciones y exportaciones ficticias de chatarra a Estados Unidos, China y España.

En junio de este año, un juez de garantías de la capital del país avaló un principio de oportunidad entre la Fiscalía General de la Nación y Arias Vásquez, por lo que el procesado se comprometió a colaborar con la justiciay le fue impuesta una condena de 10 años de prisión. 

El ente acusador estableció que en 2007 fueron creadas cerca de 26 empresas, que fueron asesoradas sobre la manera de obtener irregularmente la devolución del IVA por la exportación de la chatarra, por parte de una consultora que pertenecía Blanca Jazmín Becerra, quien actualmente enfrenta un proceso penal por estos hechos.

Como parte de la investigación, las autoridades establecieron que Arias era uno de los mayores exportadores de chatarra en el país, y varias de sus empresas, entre esas las dos principales, Metal Comercio y Mundo Metal, fueron investigadas por la Fiscalía General de la Nación, por temas relacionados especialmente por contrabando.

El zootecnistas de 47 años, se encuentra  actualmente recluido en el búnker de la Fiscalía  en Bogotá. Según el ente investigador, Arias Vásquez logró tener una fortuna de más de un cuarto de $1 billón en menos de cinco años.    

Antecedentes

El ‘Zar de la Chatarra’ se abrió camino en el comercio de la chatarra hace casi 14 años (1992) cuando fundó C.I. Mundo Metal, con tan solo un capital de $200 millones.  Desde entonces el negocio era muy rentable si se tiene en cuenta que por la venta de un kilo de acero se estaba pagando casi $700. Por tal razón, por una tonelada del mismo material el valor crece en tres ceros. Después de las irregularidades cometidas a la Dian su fortuna ascendió exponencialmente.