Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Paulo Andrés Durán G. - pduran@larepublica.com.co Viernes, 26 de febrero de 2016

Algo que le valió a Quala, su productora, más de $450 millones; pues la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) le impuso esa multa por publicidad engañosa e inducir a error al consumidor.

Sin embargo, esta sanción no es la más onerosa que ha pagado una empresa del sector alimentos. Según la SIC, Productos Gamar, entre 2012 y 2015, recibió multas por $644,3 millones, lo que le valió el galardón a la más multada (en valor) por infringir los derechos del consumidor. 

La segunda multa más alta en valor, la recibió Alpina, empresa que con sus productos está presente en las neveras de miles de colombianos, pues fue sancionada por la entidad de control con una multa de $623,5 millones, entre otras cosas, por publicitar un producto como yogurt sin en realidad serlo.

Por su parte, PepsiCo, compañía que produce y comercializa más de 100 marcas en diferentes mercados como Lays, Doritos o Pepsi, fue obligada a desembolsar $555,6 millones.

En el top cinco, de las empresas de alimentos más multadas en los tres años por la SIC, aparece Danone Alquería, con una sanción por $492,8 millones.

Camilo Pabón, abogado asociado en Archila Abogados, manifestó que en la actualidad se están presentado más multas e investigaciones por esta índole debido a que la SIC, ha implementado políticas y reglas que le exigen a las empresas dar información de sus productos veraz, precisa y comprobada. “Algo que no ocurría antes cuando el umbral de protección  al consumidor era reducido”, enfatizó Pabón.

Para quien, es importante que las empresas aprendan a utilizar las palabras y adjetivos que realmente describan su producto sin decir características que no son verdad, pues la SIC está alerta buscando siempre proteger los derechos del consumidor final. 

Así mismo, según el abogado asociado en Archila Abogados, la primera práctica con la que las empresas violan los derechos de los consumidores es la publicidad engañosa y la segunda, el no reconocimiento de la garantía, en primera instancia, es decir, sin tener que irse ante un juez.

 De acuerdo con el informe emitido por la SIC, el total de multas (en valor) registradas con el fin de proteger al consumidor, entre 2012 y 2015, fue de $3.810 millones, cifra que representa el 1,33% del valor total de multas impuestas en esta delegatura ($286.025 millones).

De acuerdo con Humberto Suárez, docente de derecho del Politécnico Grancolombiano y magister en derecho de la comunicación, las prácticas utilizadas por las empresas (intencinalmente o no) son la consecuencia de las exigencias que ponen las grandes superficies para poder tener presencia en el negocio.

“Estas exigencias son tan abusivas y grandes que hacen que las firmas de alimentos para no perder su representación en el mercado recurren a estrategias que rayan con la ilegalidad, como poner pesos que no son o vender productos con características que no tienen”, dijo Suárez.

De igual forma, para el docente de derecho del Politécnico Grancolombiano, es imperativo que la SIC, además de controlar a los productores de alimentos debe revisa cuáles son las exigencias de las grandes superficies, pues estas están degradando el mercado y arruinando a la industria nacional. En el ranking de las más multadas, Productos Naturales de la Sabana  ocupa el sexto lugar con una multa de $280,4 millones; seguida de Grasas de Colombia con $214,2 millones.

En cantidad de multas, en consumidor, el sector representó con 16 casos, 0,22% de la cantidad total (7.170).

Finalmente, el ranking lo terminan Grasas y Derivados del Valle, Sociedad de Comercialización Internacional y de Fabricación de Aceites y Margarinas y la persona natural, Maria Antonia Duque, con multas que superan los  $519,7 millones.

Por sectores
Tras estudiar las primeras 200 empresas que infringieron el Estatuto del Consumidor, las sanciones sumaron $234.015 millones, lo que representó 82% del total general ($ 286.025 millones); el sector de las comunicaciones lleva la batuta del grupo con multas por $135.603 millones; seguido del sector farmacéutico con $20.220 millones y el sector retail    con  $12.961 millones. El sector comercio, por su parte, tuvo multas por infracciones al consumidor de  $11.685 millones. Construcción y transporte pagaron $ 5.718 millones y $5.329 millones, respectivamente. Alimentos solo     $3.810 millones.

Las opiniones

Humberto Suárez
Prof. derecho del politécnico grancolombiano

“Las exigencias de las grandes superficies hacen que las empresas lleven a cabo estrategias que rayan con la ilegalidad para poder mantenerse en el negocio y no perder su participación en el mercado”.

Camilo Pabón
Abogado asociado en archila abogados

“Hay más multas por proteción al consumidor porque la SIC implementó una serie de reglas, a las que no estaban acostumbradas las empresas, que les exigen precisión y veracidad en la información de productos”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.