Antonio García, comandante de la guerrilla del ELN

Antonio García, comandante de la guerrilla del ELN

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Carlos Jaramillo Palacio

martes, 11 de junio de 2024

Le pidió a Antonio García, jefe militar de ese grupo guerrillero, "renunciar a la estrategia del ataque y de la difamación personal"

En las últimas horas, el Gobierno le hizo un fuerte llamado al ELN en su proceso de negociación, especialmente a Antonio García, jefe militar del grupo guerrillero. Le pidió ponerle fin a su "estrategia" de "ataque" y "difamación personal", en particular contra el presidente, Gustavo Petro, al reiterar que Bogotá ha "cumplido todos los compromiso" pactados en la mesa de paz con esa organización.

El reclamo de la delegación de paz surgió horas después de que circulara una columna de opinión de García, en la que el jefe guerrillero reiteró que el Gobierno no ha cumplido con lo pactado y reiteró su versión de que no existe una disidencia dentro del ELN.

La mesa de negociación entre el Gobierno y esa guerrilla está suspendida por decisión del ELN, que exigió no se adelanten conversaciones con el frente que opera en Nariño, que se declaró distante de la cúpula de la organización y aceptó dialogar con el Ejecutivo.

"El ELN se ciñe de manera rigurosa a la letra de los acuerdos firmados. Hasta el momento no hemos incumplido ningún acuerdo y toda la Dirección Nacional se siente interpretada por lo firmado por la Delegación, al igual por lo orientado por el Comando Central" afirmó García.

Sin embargo, en su mensaje, el jefe guerrillero no mencionó el cambio de decisión del ELN frente a los secuestros con fines extorsivos que se comprometió a erradicar y que anunció semanas atrás que retomaría, a pesar de la palabra empeñada.

El más insistente con ese tema ha sido el mismo García, que ha justificado la continuidad de ese crimen con argumentos impensados y al alegar que el supuesto incumplimiento del Gobierno respecto de un fondo multidonante que se planteó en la mesa de diálogo, cuyos recursos se destinarían a la puesta en marcha de la paz y las zonas afectadas por la violencia, mientras el jefe guerrillero calculaba que sería una suerte de caja menor para su organización.

El Gobierno, por su parte, le pidió al comandante guerrillero "renunciar a la estrategia del ataque y de la difamación personal" e invitó al conjunto de esa organización a "trabajar, sin perder tiempo, en el cumplimiento del acuerdo de la participación, el cese al fuego, la suspensión del secuestro por razones económicas, y las dinámicas humanitarias que reclaman hoy las comunidades y el país. Y sobre todo, a tomar decisiones de fondo sobre su compromiso con la paz".

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.