Colprensa Miércoles, 25 de marzo de 2015

Por ser una reforma constitucional debe cumplir antes del 16 de junio sus restantes cuatro debates luego de cumplir la primera vuelta el semestre pasado. Ahora, el quinto debate se empezará a dar después de Semana Santa. 

El Gobierno está concertando con los ponentes los cambios que se centrarán en el tema del Tribunal de Aforados, su alcance, su forma de elección y su operación, entre otros aspectos. 

Cristo sostuvo que el Ejecutivo llevó esa nueva propuesta y que está abierto a escuchar nuevas iniciativas, pero descalificó a quienes se han opuesto al Tribunal de Aforados y no plantean salidas. “Hay sectores que quieren generar un linchamiento de las Cortes y a eso no le hala el Gobierno Ncional”, dijo el funcionario. 

La senadora Claudia López, quien es ponente, aseguró que no firmará esa ponencia por estar en desacuerdo en varios temas de cambios, en especial lo referente al Tribunal de Aforados porque en su criterio el presidente Juan Manuel Santos se quedó corto. 

A su turno, el senador ponente Armando Benedetti señaló que la propuesta del presidente Santos frente al Tribunal de Aforados es “solo darle dientes de leche” y pidió que esos magistrados puedan ir más allá. 

“En las memorias del Congreso está claro que las bondades de la reforma la hizo el Congreso y no la propuso el Gobierno. Durante siete meses he defendido el verdadero Tribunal de Aforados. Hoy el Gobierno avanza, le pone dientes, pero son de leche”, indicó Benedetti.