Bogotá. Mayo 19 de 2017. El ex presidente Alvaro Uribe se disculpó con las madres de Soacha, por calumnias a sus hijos. En la foto: Gustavo Malo Fernández, Magistrado. (Colprensa - Diego Pineda)

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

José David Castilla jueves, 27 de junio de 2019

El juicio fue aplazado para el 16 de julio mientras se resuelven tres recursos interpuestos

La Corte Suprema de Justicia organizó la audiencia de juicio contra el exmagistrado Gustavo Malo. Hoy, en la Sala 1 del máximo tribunal, se deliberó sobre la participación del jurista en el denominado cartel de la toga. Como estrategia de defensa, solicitó una recusación para aplazar la decisión del máximo tribunal.

En el inicio del juicio, como se marca en el procedimiento penal, Malo utilizó la estrategia de la recusación. Según argumentó en la audiencia, considera que no tiene las garantías procesales ni de independencia que le permitan tener un juicio objetivo. En total, hizo tres recusaciones contra integrantes de la Sala Penal de la Corte.

La primera recusación fue contra el  Jorge Emilio Caldas. Argumentó la falta de imparcialidad porque en el año 2017 le había propuesto hacer parte de su equipo de magistrados auxiliares. También le explicó a Caldas las razones por las que había expulsado de su equipo jurídico a Camilo Andrés Ruiz.

En el juicio, Malo declaró que Camilo Andrés Ruíz se había reunido con varios implicados en procesos penales en la Sala de Casación Penal. Según declaró, en esa reunión estaba el  Bernardo Miguel ‘el Ñoño’ Elías.

Ruíz fue judicante de Malo durante varios años en su despacho, pero el magistrado decidió prescindir de sus servicios debido a estas reuniones. Según declaró "al ver comprometida la buena imagen de mi despacho no dudé en prescindir de sus servicios, y así se lo hice saber a la Sala Penal, y a los colaboradores de mi despachos".

Según Malo, el magistrado Caldas conocía sobre los hechos por los cuales fue despedido. Con este hecho argumentó que no existirían los equilibrios deliberativos para que se tome una decisión objetiva.

Por otra parte, la defensa de Malo también recusó a otros dos magistrados que habían negado una solicitud de pruebas que habían sido solicitadas en el proceso. El recurrente aseguró que existen criterios válidos que comprometían su juicio.

La Sala acogió el recursos y suspendió la audiencia mientras se resuelven las recusaciones. La nueva audiencia se realizará este 16 de julio.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.