Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Germán Corcho Tróchez - gcorcho@larepublica.com.co jueves, 23 de enero de 2014

En un discurso dado desde el balcón del Palacio Liévano, el alcalde Mayor de Bogotá, Gustavo Petro Urrego, dio a entender que no tiene muchas esperanzas de continuar en el cargo después del 31 de enero. 

El líder del movimiento Progresistas dijo que “el 29 de enero, el Procurador, desacatando e irrespetando al juez, saca su edicto o finaliza su edicto y de allí pasa al Presidente”. Luego agregó que el jefe de Estado, Juan Manuel Santos, a su parecer, no de demorará un día en firmar su destitución. “Es decir, que el 30 este Alcalde sale por esa puerta. Lo único que detendrá que el Alcalde salga por esa puerta es la justicia y la multitud, nos queda una semana”. 

En la mañana de hoy, una magistrada del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, Carmen Rengifo, ya había negado una tutela en el proceso que se adelanta por la destitución e inhabilidad del Alcalde de Bogotá. 

El recurso lo interpuso el ciudadano Diego Ramos Diaz. En su decisión, la alta juez argumentó que el recurso era improcedente debido a que no se vieron vulnerados los derechos de Ramos, pues esta persona no tenía registrada su cédula en Bogotá sino en La Plata, Huila, y no habría participado en la elección de Petro Urrego. 

El pasado 17 de enero, el magistrado Samuel Ramírez también había negado la tutela interpuesta por el abogado Julio Cesar Ortiz, quien defiende los intereses del alcalde Bogotá, Gustavo Petro, porque considerarla igualmente improcedente.  

Otiz alegaba lo mismo que el ciudadano Ramos: que con la decisión del Ministerio Público se vulneran los derechos fundamentales y procesales de su defendido.  

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.