Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co sábado, 31 de octubre de 2020

Serpa popularizó la palabra 'mamola', estudió derecho y ciencias políticas en la Universidad del Atlántico y falleció en Bucaramanga

El 31 de octubre de 2020 será recordado como el día en que partió uno de los líderes más representativos del Partido Liberal de los últimos años y uno de los más grandes defensores de la paz y del expresidente Ernesto Samper: Horacio Serpa Uribe, quien murió a sus 77 años tras librar una batalla contra el cáncer y otras afecciones.

Serpa, quien popularizó la expresión 'mamola', estudió derecho y ciencias políticas en la Universidad del Atlántico y murió en Bucaramanga, Santander, la misma ciudad que lo vio nacer el 4 de enero de 1943 y que lo acogió durante sus últimos años de vida.

Con su partida, Serpa dejó un legado importante para las futuras generaciones, ya que ocupó varios cargos relevantes en la arena política, entre los que se destacan su rol como expresidente de la Asamblea Nacional Constituyente, embajador ante la Organización de Estados Americanos, exministro del Interior, exgobernador de Santander y Senador de la República (2014-2018).

Una de las posiciones más recordadas por los colombianos de este personaje fue cuando se desempeñó como expresidente de la Asamblea Nacional Constituyente, ya que logró reconfigurar las bases constitucionales y trabajar de la mano con líderes de diferentes partidos políticos y creencias, lo cual para la época era algo impensable de lograr.

"El mérito de este trabajo, que no vacilo de calificar de memorable, fue de la Colombia representada en estos queridos 74 colombianos, liberales, conservadores, del M19, de la Unión Patriótica, cristianos, indígenas, católicos, ricos, pobres (...) Colombia entera hizo posible esta Constitución de 1991 que tiene como fin convertir a Colombia en una patria justa que todos tenemos derecho a gozar", dijo Serpa durante la clausura de la Constituyente.

A su larga trayectoria en la política local, se le suma que fue tres veces candidato presidencial (1998, 2002 y 2006) y defensor del Proceso de Paz con las Farc desde sus diferentes cargos, al punto que "su compromiso por la paz le costó llegar a la Presidencia", dijo Samper en una entrevista con El Espectador.

La relevancia que tuvo Serpa Uribe en la política local se evidencia en que varios expresidentes y funcionarios públicos compartieron algunos mensajes a través de sus redes sociales acerca del legado que dejó este líder político para el futuro del país y para quienes desean dar su vida al servicio de los colombianos.

Entre los personajes que se pronunciaron se encuentra el procurador Fernando Carrillo, quien resaltó que Horacio Serpa fue expresidente de la Asamblea Constituyente de 1991 y uno de los grandes artífices del Estado social de derecho".

Samper también dio a conocer su reacción a través de su cuenta de Twitter. El expresidente describió a Serpa como un hombre leal, humano y coherente. Además, dijo que "se va un amigo, un luchador de muchas batallas. Un abrazo a Rosita ,su incomparable compañera de viaje y a sus hijos".

El papel que tuvo Serpa Uribe en la historia del país llevó a que el presidente Iván Duque afirmara que “Colombia ha perdido a uno de sus grandes caballeros de la política”.

"Le pedimos a la Divina Providencia que lo tenga en su mejor rincón posible, porque Horacio Serpa Uribe fue un colombiano que en todas sus facetas mostró siempre el amor por este país", dijo Duque, quien pidió un minuto de silencio durante su visita a Girón, un municipio santandereano.

El caudillo rojo también tuvo protagonista en otros ámbitos de la sociedad, por ejemplo, fue columnista de varios diarios del país (Vanguardia Liberal, La Tarde, El Universal, entre otros), también fue profesor en la Universidad de los Andes y otras instituciones educativas, tanto a nivel nacional como internacional, donde no solo dictó clases, sino también dio conferencias.

Además del ramillete de cargos que ocupó durante sus 77 años de vida, Serpa Uribe será recordado por los colombianos por su bigote, el cual se lo quitó porque perdió una apuesta en 2015; por su expresión 'mamola' y porque el único cargo que le faltó alcanzar fue el de presidente.

Este dirigente que un día dijo ¿Qué renuncie el doctor Ernesto Samper? ¡Mamola! Como decía Jorge Eliécer Gaitán, hoy se despidió de este mundo dejando tres hijos y a su esposa Rosita, a quien conoció en Barranquilla.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.