Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Taty Pineda Acuña - tpineda@larepublica.com.co Martes, 10 de julio de 2018

El país ha ahorrado $15.000 millones por el uso de biometría dactilar y ciberseguridad

Con la inauguración del VII Congreso del Notariado Colombiano, el Gobierno Nacional oficializó el plan piloto de biometría facial.

Este nuevo procedimiento tecnológico, que tuvo una inversión de alrededor de $25.000 millones por parte del Estado, permitirá reducir los índices de lavado de activos, suplantación de identidad y blanqueo de capitales, entre otros.

Esta tecnología que se complementará con la biometría por huella, brindará mayores garantías de seguridad a los trámites que realizan cada año los ciudadanos.

“En los últimos tres años el país ha ahorrado más de $15.000 millones en procesos y trámites gracias al uso de la biometría dactilar; se espera que con la implementación de esta nueva tecnología el notariado colombiano continúe ahorrando al país dinero, tiempo, y tramitologías a los ciudadanos” explicó Álvaro Rojas Charry, presidente de la Unión Colegiada del Notariado Colombiano (Ucnc).

Por su parte el ministro de Justicia y del Derecho, Enrique Gil Botero, señaló que “es un gran acontecimiento, ya que la implementación facial agrega mayor seguridad jurídica al país, para el control de conductas desviadas como la suplantación y la falsedad en registro de escrituras, por lo que los ciudadanos quedan blindados”.

Ahora, respecto a su implementación, el piloto será puesto a consideración del registrador Nacional, Juan Carlos Galindo, quien por competencia constitucional y legal, valorará el desarrollo para determinar los requisitos técnicos y así autorizar la fecha oficial de uso.

Las tecnologías que se suman a la biometría fácil y que hace tres años vienen desarrollándose con eficiencia son la escritura pública electrónica, y la biometría fija-móvil.

Estas últimas han logrado descongestionar la administración de la justicia y la reducción de delitos notariales.

“Durante los últimos años de implementación, de estos avances cibernéticos, se han realizado más de 28 millones de validaciones de identidad contra la base de datos de la Registraduría”, dijo el presidente gremial.

Sin embargo, la implementación total de la escritura electrónica, se calcula que arranque en un año y para que esté instrumentado en todo el país, tres años más. “Los franceses son los más avanzados en esto y llevan tres lustros con 30% de avance” explicó Charry.

Algunos de los cambios significativos que ya se observan para los ciudadanos de todo el país es en materia de costos. Por ejemplo, respecto a una sucesión antes se tardaba un notario de tres a cuatro años, y ahora ya son máximo de 30 a 45 días. Respecto al cambio de un nombre o una corrección del registro civil, se tardaba el proceso mínimo un año y costaba entre $1,5 millones o $2 millones, ahora se puede hacer en un día y cuesta $80.000.

El Congreso de Notariado irá hasta el 11 de julio, en el Hotel Tequendama en Bogotá.