Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa lunes, 2 de septiembre de 2013

Un fallo del Consejo de Estado acaba de evitar que el Instituto de Seguros Sociales (ISS) debiera pagar una millonaria indenmización a una mujer a quien en medio de una cirugía por apendicitis le extirparon las trompas de falopio, sin su consentimiento.

La mujer demandó al ISS por considerar que no hubo un adecuado diagnóstico del apendicitis y que la extirpación, teniendo apenas 19 años, ya no le permite tener hijos., lo cual ha perjudicado física y moralmente a la demandante, según sustentó.

No obstante, el Consejo de Estado determinó que no hubo negligencia ni falta del servicio por parte del centro hospitalario sino que, al contrario, evitó su muerte.

En la Sección Tercera, con una ponencia presentada por la magistrada Olga Mélida Valle de la Hoz, señaló que la paciente no fue llevada a cirugía el día que ingresó porque no padecía de ese cuadro médico.

“A la paciente se le realizaron varios exámenes, fue evaluada por especialistas, asistida por personal auxiliar, y ésta no fue llevada a cirugía el día de su ingreso al hospital por no presentar cuadro clínico de apendicitis, así como también dejó ver que no era clara la causa de la peritonitis padecida por la paciente y que terminó en la extirpación de sus trompas de falopio, que de no haberse extraído, la paciente podría haber muerto”, señala el fallo.

La sala del Consejo de Estado estimó que en este caso específico no hubo ninguna falla en el servicio prestado por falta de consentimiento ya que era una “inaplazable intervención”, que se originó de una emergencia médica. La sentencia dice que “ee observa claramente de acuerdo con los exámenes realizados que a la paciente se le ordenó el tratamiento, y cuando finalmente se descubrió que padecía apendicitis, le fue practicada la apendicectomía, con los resultados ya conocidos, los cuales no podrían ser imputados al Estado, toda vez que no se debieron a una negligencia por parte del personal médico, sino a la evolución de la enfermedad; la misma que de no haber sido tratada de la forma en que lo hicieron los médicos, habría provocado la muerte de la señora”.

 

 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.